Usos terapéuticos de la planta de Cannabis

La planta de Cannabis también conocida como marihuana es una especie herbácea de la familia Cannabaceae, originaria de las cordilleras del Himalaya en Asia. Tiene diversos usos medicinales, por lo que es una planta ancestral utilizada con fines terapéuticos desde hace miles de años atrás y aún la ciencia continúa estudiando todos sus beneficios.

La manera de consumir esta potente planta medicinal varía de acuerdo al tipo de patología y de acuerdo a las indicaciones del médico (el Cannabis solo se vende como planta medicinal en muchos países únicamente bajo prescripción médica) sin embargo no es recomendable fumarla si lo que se desea es darle uso medicinal, ya que en la incineración, combustión y carbonización de la materia orgánica de la planta se derivan muchos compuestos contaminantes y tóxicos para el organismo.

La industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabinoides artificiales.

La planta de Cannabis contiene más de 480 ingredientes, dentro de los cuales se incluyen cannabinoides, terpenos y flavonoides. Los cannabinoides ejercen efectos positivos, actualmente se han aislado 113 de estos, de los cuáles el más conocido y estudiado es el tetrahidrocannabinol o THC siendo el principal compuesto psicotrópico.

A pesar de que la industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabis con cannabinoides artificiales producidos en laboratorios, también se puede consumir directamente con la planta, siempre que sean conservados adecuadamente sus principios activos, con la única desventaja en que de esta manera las sustancias vegetales no se pueden estandarizar de la misma manera que las producidas artificialmente.

Beneficios del Cannabis sobre la salud

Aún son muchos los estudios que se realizan sobre los usos medicinales de la planta de cannabis.

A pesar de las grandes investigaciones que la fitoterapia ha realizado sobre el cannabis, aún faltan ensayos clínicos a largo plazo para ciertas enfermedades. Sin embargo, se ha descubierto que los cannabinoides matan células cancerígenas y estimulan la neurogénesis en la zona del hipocampo en adultos.

Actualmente sus propiedades son muy utilizadas para aliviar el dolor crónico, así como los espasmos musculares, ayuda a mermar las náuseas producidas por la quimioterapia, la pérdida de apetito por ciertas enfermedades como el VIH y SIDA, además de servir como tratamiento contra el insomnio, anorexia, migraña y glaucoma, es antiinflamatorio y analgésico.

También es utilizada en menor frecuencia es trastornos como: 

  • Psicosis, esclerosis múltiple, epilepsia, problemas de movimiento, trastornos de estrés postraumático, diabetes tipo 1, ciertos tumores, alzhéimer, párkinson, ataques de ansiedad y pánico, indigestión, fibromialgia, entre otros que aún permanecen en estudios.

Toda persona interesada en realizar tratamientos terapéuticos con la planta de cannabis debe consultar primeramente con un profesional, así como estar bien informado sobre las leyes que rigen el consumo de esta planta en su país.

¿Cuáles son las maneras de consumir cannabis para usos medicinales?

-Vaporización: Sirve principalmente para tratar dolores agudos y crónicos. Se realiza por medio de un aparato que calienta la planta de cannabis hasta una temperatura comprendida entre 180 y 220 grados centígrados. 

Existen en el mercado aparatos específicos que permiten calentar el cannabis a la temperatura exacta. De esta manera no se produce combustión, por lo que no se contamina el ambiente ni el organismo con humo. Con este método se consumen hasta un 95% de sustancias activas de la planta.

-En alimentos: También utilizado de esta manera para aliviar dolores agudos y crónicos. En primer lugar se debe realizar la descarboxilación, que consiste en la aplicación de calor de las hojas de cannabis con el fin de eliminar un grupo carboxilo y convertir el THC crudo en utilizable para consumo directo.

Las galletas a base de cannabis son un clásico alimento para quienes utilizan sus beneficios terapéuticos.

Al consumir cannabis por medio de comidas preparadas el efecto terapéutico es más potente y tiene mayor duración en el organismo, incluso puede llegar a durar hasta por 8 horas, sin embargo su acción no es inmediata por lo que se debe esperar un tiempo para que comience a sentir los efectos. Existen diferentes recetas cannabicas y opciones diferentes para todos los gustos.

-En crudo: Otra manera de consumir los principios activos de la planta es por medio de las bebidas, la leche de cannabis es muy clásica para aquellas personas que dan uso terapéutico a esta planta medicinal, así como también el té de sus hojas. Su efecto al igual que con las comidas tarda más en hacerse sentir, por lo que siempre se recomienda comenzar con dosis bajas y gradualmente ir aumentándolas cada día hasta lograr la dosis justa.

El consumo de cannabis crudo o fresco, se refiere al uso de casi todas las partes de la planta en la preparación de zumos de frutas y ensaladas. Su duración en el organismo también es prolongada y de esta forma se reducen los efectos psicoactivos a un mínimo.

Posibles efectos secundarios del cannabis medicinal

Según las pruebas y estudios realizados esta planta medicinal no tiene efectos secundarios fuertes. Sin embargo en algunos pacientes se ha observado que luego de su consumo llegan a presentar fatiga, mareos, vómitos y efectos cardiovasculares y psicoactivos, sin embargo estos síntomas pueden llegar a desaparecer a los días o semanas de uso.

No se recomienda conducir bajo los efectos del cannabis hasta que el cuerpo se haya acostumbrado.

En conclusión el cannabis como medicamento suele tener rara vez efectos secundarios y los mismos llegan a ser bastante tolerables. Las aplicaciones del cannabis medicinal muestra grandes beneficios en muchas enfermedades a pesar de que aún son muchos los estudios que continúan realizándose.

Ginkgo biloba el árbol de la vida

Si existe actualmente un ser vivo que convivió con animales prehistóricos es el árbol Ginkgo Biloba, conocido también como el árbol de la vida. Es originario de China, siendo el último representante de la familia de las ginkgoáceas, ya que en la actualidad no tiene parientes vivos. Considerado también un fósil viviente que puede llegar a vivir más de 1.000 años y alcanza en promedio unos 35 metros de altura.

Es una planta conífera pero con la apariencia de un árbol grande, hermoso y majestuoso con hojas caducas y pequeñas con forma de abanico dividida en el medio por un corte que forma dos lóbulos.

Hace cientos de años, cuando descubrieron en China que aún existían ejemplares de Ginkgo muchos países desearon tenerlos en sus propios jardines botánicos, por lo que competían entre ellos para tener especímenes de la planta. Tanto así que el jardín botánico de París pagó 40 escudos por su primera planta, esta debe haber sido una cifra significativa, ya que el Ginkgo biloba también es conocido como el árbol de los 40 escudos.

El Ginkgo biloba se da muy bien en casi cualquier terreno, encontrándose incluso en muchos centros urbanos

Es también una planta ornamental, ya que en otoño sus hojas se tiñen de color amarillo oro, siendo muy vistosas y decorativas. Algunos consideran que aún existen ejemplares de Ginkgo gracias al cultivo del hombre. Algo que impresiona mucho a los botánicos y científicos es que a este maravilloso árbol no se le conocen enfermedades, como plagas, bacterias, hongos ni virus. Además se da muy bien en centros urbanos ya que resiste muy bien al smog

El Ginkgo se encuentra en algunos templos chinos, ya que allí se le venera como árbol sagrado. De hecho en un templo budista en las montañas de Zhongnan tienen un ejemplar de unos 1.400 años de antigüedad, que durante el mes de noviembre al teñirse de amarillo sus hojas caen  al suelo esparciéndose por todo el jardín del templo, dando la impresión de estar pisando una alfombra amarilla, lo que llama la atención de la comunidad y turistas.

Y como hecho curioso de esta planta que existe desde hace millones de años, está la impresionante historia de la bomba atómica caída en Hiroshima Japón, cuando todo estalló los Ginkgo fueron los únicos sobrevivientes. Las especies que se encontraban allí se quemaron debido a la explosión como todas las demás, pero a la siguiente primavera, resurgieron entre las cenizas y volvieron a nacer. Por esto se le considera el árbol de la vida o símbolo del renacimiento.

Usos medicinales de la planta de Ginkgo

La fitoterapia usa las hojas y semillas del Ginkgo biloba

La hoja de esta planta medicinal es rica en flavonas, lactonas terpénicas y fitosteroles, por lo que es muy utilizada dentro de la fitoterapia y la medicina homeopática. El Ginkgo es una de las plantas más populares dentro de la medicina natural o alternativa. De hecho su semilla o nuez es muy apreciada en China y Japón y su uso medicinal proviene de la medicina tradicional china.

Algunos estudios han revelado que el Ginkgo posee propiedades curativas para la salud cerebral en las personas. Además es reconocida como una planta medicinal con efecto oxigenante cerebral (por esto se le conoce como la planta de la memoria). Otros estudios se centran en la posibilidad de que sus principios activos ayuden a mejorar la salud de pacientes diabéticos o con patologías óseas. 

Entre sus beneficios encontrados está su capacidad para contrarrestar la degeneración cerebral en los ancianos como el Alzheimer. Sin embargo, algunos estudios ponen en duda esta capacidad que tiene la planta para tratar este tipo de enfermedades, ya que los resultados obtenidos no han sido del todo satisfactorios.

Dentro de la medicina natural la semilla del ginkgo es utilizado como remedio antialérgico, ayudando además a neutralizar los ataques de asma. Sus propiedades ayudan a eliminar de manera natural los radicales libres por lo que es considerado un efectivo antioxidante.

Otros beneficios que ofrece esta planta es que posee efectos venotónicos y vasodilatadores a nivel periférico, antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético, ayuda a tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de la vejiga, la candidiasis vaginal y como tónico renal.

La forma de tomar o realizar un tratamiento a base de sus hojas es dejándolas secar y luego hacer infusión con ellas. También se pueden encontrar comprimidos, en extractos líquidos o en geles antivaricosos.

Siempre es importante consultar con su médico tratante si desea comenzar un tratamiento a base de las hojas o las semillas del Ginkgo (existen muchos comentarios que confirman que la semilla podría llegar a ser tóxica), además no se debe administrar durante el embarazo o la lactancia.

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede ser tratada por medio del consumo de algunas plantas medicinales ricas en principios activos capaces de contrarrestar este factor de riesgo. Sin embargo antes de mencionar cuáles son estas plantas, definamos que es esta patología que a tantas personas afecta especialmente en el mundo occidental.

“La hipertensión arterial se caracteriza por la presión alta en las arterias, que se determina por la cantidad de sangre que bombea el corazón y la resistencia en las arterias al flujo sanguíneo”. No es considerada una enfermedad pero sí un factor de riesgo que puede desencadenar el inicio de otras enfermedades, tales como la angina de pecho, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc. “Por este motivo debe ser tratada siempre bajo estricto control de un médico especialista”.

En un adulto sano normalmente la presión suele estar comprendida entre 120 y 70 mmHg, por lo que se considera que una persona es hipertensa cuando la cifra de presión sistólicas es igual o superior a 140 mmHg y la presión diastólica igual o mayor de 90 mmHg.

Aproximadamente el 30% de la población adulta llega a padecer hipertensión arterial, en las mujeres es más frecuente cuando llegan a la menopausia y el 68% en mayores a 60 años en ambos sexos. 

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La fitoterapia ha demostrado ser una gran aliada en tratar esta patología, así como también de prevenirla. Veamos a continuación cuales son las plantas medicinales que tratan la hipertensión arterial:

Planta medicinal Olivo

El aceite de oliva beneficia el control de la hipertensión arterial.

Se trata de un árbol de hojas perenne, de tamaño mediano, con hojas simples, opuestas, enteras, coriáceas y con borde revoluto. Sus flores son pequeñas y blancas, su fruto es la aceituna, ésta es verde y cuando madura se vuelve de color violácea y negra. 

El uso del olivo es muy comercial debido a la obtención de la aceituna y su saludable aceite de oliva. Sin embargo la hoja de olivo se utiliza con fines terapéuticos por la importancia de sus propiedades medicinales hipocolesterolemiantes e hipoglucemiantes. 

Es recomendada en los casos de hipertensión moderada, prevención y tratamiento de arteriosclerosis, insuficiencia coronaria e hipercolesterolemias.

Tratamiento fitoterápico: “La hoja del árbol de olivo tiene propiedades vasodilatadoras, hipoglucemiantes e hipocolesterolemiantes”. La infusión de la hoja de olivo produce vasodilatación coronaria y el extracto acuoso inhibe la enzima convertidora de la síntesis de angiotensina in vitro.

También la hoja de olivo se puede administrar por extracto fluido y en cápsulas de polvo de hojas de olivo (está demostrado que el polvo de sus hojas disminuye el colesterol).

La planta medicinal de olivo al ser hipoglucemiante puede producir interferencias con medicamentos para la diabetes.

Planta medicinal Ortosifón o té de Java

El té de Java combate la hipertensión arterial

El Ortosifón es una planta herbácea que se da principalmente en todo el sur de China. Crece aproximadamente hasta 1 metro y medio y generalmente tiene una flor única, que es de color blanco o azul con filamentos parecidos a los bigotes de un gato. Popularmente es conocida por su belleza y por las propiedades medicinales de su té de Java.

Para extraer sus principios activos se utilizan las hojas y la parte apical de sus tallos. El té de Java es muy conocido por sus propiedades diuréticas, por lo que está indicado para la irrigación de las vías urinarias, especialmente para aquellas personas que presentan arenilla renal e infecciones urinarias.

Tratamiento fitoterápico: Parte de preparados farmacológicos, en infusiones de droga seca, tomándolo de 2 a 3 veces al día o de acuerdo a las especificaciones médicas. El té de java no es recomendado en pacientes con edemas por insuficiencia cardíaca o renal.

Planta medicinal Cola de Caballo

Es una planta vascular poco vistosa, familia de los helechos, por lo que siempre crece a las orillas de los estanques o riachuelos. Su altura puede alcanzar de uno a un metro y medio. Su aspecto puede variar de acuerdo al crecimiento o la edad que esta planta medicinal tenga.

Cuando ya se encuentra en su completo desarrollo y sus esporas han madurado, van apareciendo otra clase de tallos, rodeados por numerosas ramificaciones verdes y rígidas, parecidas a los brotes de un pino.

De seguro en ninguna herboristería falta una planta de Cola de Cabello, ya que tiene diversos usos para fines medicinales, para los cuales se utilizan los tallos estériles. Estos contienen abundantes sales minerales y flavonoides, además de una pequeña porción de aceite esencial. La planta medicinal Cola de Cabello es un diurético natural que regulariza la presión arterial 

Tratamiento fitoterápico: Se pueden extraer los principios activos de la cola de cabello por medio de infusiones, en polvos, extractos líquidos y extractos secos.

Consejos para pacientes con hipertensión arterial

Una dieta sana y natural es fundamental para complementar un tratamiento contra la hipertensión arterial.

En este artículo mencionamos tres plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial, es importante que siempre consultes a tu médico tratante sobre cuál es el tratamiento más adecuado para ti. 

Si leíste este post, es porque te interesan las bondades de la medicina natural y por ende te inclinas por el consumo de productos naturales, por esto también te invito a adoptar una alimentación más sana y verde. Elige dietas ricas en frutas y verduras, legumbres y alimentos que contengan poca grasa.

En lo posible, trata de comer 5 veces al día en pequeñas porciones, para que de esta manera aceleres el metabolismo y beneficies las digestiones. Tu organismo te lo agradecerá.

Historia y avances de la fitoterapia

Existen claros registros sobre el uso de las plantas a lo largo de la historia de la humanidad. Sus usos han tenido fines magicorreligiosos y terapéuticos, tanto en la antigüedad como en la época actual, con la diferencia en que actualmente sus fines aplicados a la medicina natural provienen de un conocimiento empírico mucho más controlado.

Veremos a continuación algunos datos relevantes sobre la fitoterapia desde la antigüedad hasta nuestros tiempos: 

Datos históricos de la Fitoterapia

-Fue en el siglo I cuando Dioscórides creó una obra que perduró por más de 1.500 años en donde sistematizó la primera materia médica, describiendo las propiedades y la forma de unas 600 plantas medicinales. 

-En la Grecia clásica, se estudió y aplicó El Corpus Hippocratium, siendo ésta la obra médica más representativa de la época, donde se profundiza el estudio y aplicación con fines medicinales de unas 230 especies vegetales. Especificando de manera muy detallada sus efectos sobre el organismo que las consume, las dosis a ser tomadas o ingeridas y sus posibles efectos de toxicidad.

-En la época del Renacimiento, cuando comenzó un importante intercambio cultural y los europeos llegaron pasar a Asia oriental, hubo una incorporación importante de nuevas plantas dentro del uso de la fitoterapia para ese entonces, incluyéndose así nuevas especies medicinales a las ya existentes.

El intercambio de plantas medicinales en diferentes países expandió el uso de la fitoterapia.

-A mediados del siglo XIX la farmacología comenzó a profundizar el uso de la fitoterapia aplicando remedios de origen vegetal, en los cuales se destaca el uso de los alcaloides del opio, la nicotina, la cafeína, la quinina, la muscarina, entre otros.

-En esa época hubo grandes avances sobre el conocimiento de los principios activos de las plantas medicinales y como éstos reaccionaban con el organismo. Lo que dió origen al estudio y conocimiento de síntesis de fármacos, en donde se llegó a excluir el uso de las plantas medicinales dentro de la medicina convencional.

-Surge en Centroeuropa durante la segunda mitad del siglo XIX un movimiento en el ámbito naturista, teniendo así una importante aceptación dentro de la población, lo que logró que en los inicios del siglo XX los médicos naturistas constituyeran un eslabón importante entre la medicina convencional y la fitoterapia.

-Durante la segunda mitad del siglo XX la población en general comenzó a tener mayor interés sobre la medicina natural, debido a los efectos secundarios que estaban presentes dentro de la farmacología sintética, lo que llevó a un incremento del uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. En este sentido la fitoterapia comenzó a tener mayor presencia dentro de la sociedad.

-En la actualidad, la fitoterapia es una forma de medicina alternativa, debido a los registros de problemas de seguridad en los fármacos sintéticos, un mejor conocimiento químico de las drogas vegetales y el desarrollo de métodos analíticos que proporcionan un mejor control de los preparados fitoterápicos.

-El primero de enero de 1978 en Alemania entra en vigor dentro de la Ley de medicamentos el reconocimiento de la fitoterapia como rama de la terapéutica.

-La Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro del programa sobre Medicina Tradicional ha publicado diferentes documentos sobre la evaluación de la calidad,  seguridad y eficiencia de los preparados a base de plantas medicinales.

En líneas generales, ¿Cómo podemos definir la fitoterapia?

La fitoterapia es la ciencia que se encarga de aplicar el uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. Como toda ciencia, tiene su propia historia que vale la pena conocer.
Etimológicamente Phytón (planta) y Therapeía (tratamiento)

La Fitoterapia es la ciencia que se encarga de estudiar el uso de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica. Su etimología proviene de Phytón  (planta) y therapeía (tratamiento). Por ende se refiere al tratamiento de enfermedades por medio de las plantas.

Sin embargo la fitoterapia también es aplicada por muchas personas no solo para el tratamiento de enfermedades, sino también para prevenirlas.

Son muchas las instituciones que se abocan al control de la calidad de los preparados fitoterápicos, debido a un creciente interés y consumo por parte de la sociedad. Por esta razón se han desarrollado nuevas formas de preparación y de administración de los medicamentos fitoterápicos.

Estos medicamentos de origen vegetal tienen márgenes terapéuticos más amplios, siendo además más aptos para la automedicación y el autocuidado de la salud.

A lo largo de los años, la fitoterapia se ha basado en la evidencia, habiendo en la actualidad una base científica que apoya la eficacia de muchos productos de origen vegetal para diferentes tratamientos. Es imperativo que su eficacia se consiga y considere sólo con el uso adecuado de los preparados fitoterápicos, ya sea en su preparación como administración.

¿Cuáles son las afecciones en las que se puede aplicar la fitoterapia?

  • Sistema Nervioso: Ansiedad, depresión (cuando es leve o moderada), trastornos del sueño, cefaleas, trastornos cognitivos, astenia.
  • Aparato circulatorio: Insuficiencia cardíaca leve o moderada, hipertensión arterial, varices y hemorroides, enfermedad arterial oclusiva, fragilidad capilar.
  • Metabolismo: Hiperlipidemias, sobrepeso, diabetes.
  • Aparato urinario: Infecciones urinarias, litiasis.
  • Aparato locomotor: Inflamaciones osteoarticulares, artrosis.
  • Aparato reproductor: Síndrome premenstrual, alteraciones de la menstruación, síntomas asociados con la menopausia, hiperplasia benigna de la próstata.
  • Aparato digestivo, hígado y conductos biliares: Inapetencia, estomatitis, gingivitis y glositis, dispepsia, flatulencia, gastritis y úlceras, cinetosis e hiperémesis gravídica, estreñimiento, diarrea y síndrome del intestino irritable, hepatitis, discinesias biliares.
  • Afecciones dermatológicas: Afecciones inflamatorias, infecciones de la piel y las mucosas, contusiones y traumatismos, psoriasis.
  • Aparato respiratorio: Resfriados y gripes, rinitis y sinusitis, faringitis, bronquitis y asma.