Cuando y cómo extraer los principios activos de una planta medicinal

¿Cómo saber cuando una planta está en su mejor momento para poder extraer sus componentes activos?

Cada planta tiene su propia peculiaridad, por lo que depende en gran medida por supuesto la especie de planta a ser tratada y luego el tiempo o edad de la misma. De seguro te preguntarás, ¿y cómo puedo saber esto? obvio es complicado, por lo que una manera de saber cual es el momento idóneo para extraer sus principios activos es justo antes de que florezca ya que justo en esa etapa la planta concentra su mayor número de propiedades atesoradas por la medicina natural. 

Asegúrate que la planta esté seca al momento de cortarla, por lo que no debe tener ni humedad ni rocío. Veamos a continuación como recolectar cada parte de la planta para poder extraer sus componentes activos de la mejor manera posible:

Hojas y tallos: En líneas generales podemos decir que las hojas y el tallo (cuando es carnoso) se deben recolectar justo antes de la floración, por lo que la estación ideal es al inicio de la primavera. Si el tallo es leñoso es mejor realizar la recolección en invierno. En todos estos casos se recomienda que sea durante la luna llena o creciente.

En cuanto al momento ideal del día para las hojas es al final de mañana cuando no haya humedad en ellas y en cuanto a los tallos, puede ser a lo largo del día pero con la certeza de que no haya humedad.

Puedes aprender a cultivar tus propias plantas medicinales y obtener un mejor control de su cuidado y conservación

Las flores: Deben recolectarse justo cuando estén levemente abiertas, lo más importante es que sea antes de marchitarse, también debe ser durante la luna llena o creciente y a mitad de la mañana.

Raíces: Si deseas extraer los principios activos de las raíces, la mejor estación es durante el otoño o en primavera antes de la floración, es importante que sea durante la luna llena o menguante, en cuanto al momento del día debe ser al final de la tarde o la noche, cuando no se encuentre la luz solar.

-Las frutas, semillas o frutos secos: Deben ser recolectados cuando aún están en los árboles pero con el pleno conocimiento de que ya se encuentran maduros, procurando de realizarlo durante luna creciente o llena. Pueden recolectarse en cualquier momento del día.

A tener en cuenta al momento de extraer los componentes activos de las plantas medicinales

Siempre procura que al realizar la recolección, elijas aquellas flores, hojas, tallos, raíces o frutos que tengan un aspecto más saludable, que su belleza pulule de salud. Usa tijeras de podar especializadas para que al realizar los cortes, no dañes la planta.

Si por el contrario, decides comprar las plantas medicinales, elige en la manera de lo posible que provengan de cultivos ecológicos, para que puedas asegurar el máximo beneficio medicinal, teniendo la certeza que tu organismo al ingerirlas, no consumirá también productos tóxicos como por ejemplo los pesticidas.

Conservación de las plantas medicinales para mantener sus principios activos

Luego de haber seleccionado y recolectado las plantas medicinales viene un proceso que tiene igual importancia que el proceso anterior. Se trata de la conservación, veamos a continuación cómo debes hacerlo paso a paso.

Conserva bien tus plantas medicinales protegiéndolas del calor y la humedad.

Cuando ya tienes las hojas, flores, tallos o raíces debes procurar que no pierdan sus principios activos, ya que al momento de cortarla el proceso enzimático se rompe por lo que debes procurar conservar al máximo sus componentes medicinales.

En primer lugar debes proceder a secarlas, (las raíces deben ser previamente lavadas para quitar de ellas la tierra y cualquier elemento que no debamos consumir, poniéndolas a secar rápidamente)

Para que sequen adecuadamente, ya sean hojas o flores, debes permitir que pase adecuadamente el aire para un secado óptimo, por lo que una manera adecuada de ponerlas a secar es colocándolas encima de una rejilla que sea metálica o de madera, también puede ser sobre un papel poroso, tratando en la manera de lo posible de no colocar tantas para facilitar así su secado. Nunca las coloques sobre plástico ni aluminio.

En un par de días aproximadamente si ya están bien secas puedes proceder a voltearlas para que se sequen correctamente sobre el lado que quedó debajo.

Si cuentas con un lugar adecuado, puedes ponerlas al sol (siempre que no haya un calor muy intenso que pueda dañarlas). Evita poner plantas aromáticas al sol, ya que esto solo hará que se evaporen los aceites esenciales, perdiendo por ende sus principios activos. En ese caso se recomienda secarlas en un lugar con una adecuada sombra y que sea de igual manera aireado y seco.

¿Cómo se deben conservar las plantas medicinales?

Una vez que la hoja, tallo, flor o raíz presente un aspecto quebradizo, es decir que no tenga nada de humedad ha llegado el momento de almacenarla. Procura que sea en un recipiente de vidrio opaco, en donde puedas guardarla hasta que la vayas a usar, para que así no la estés continuamente manipulando (el plazo máximo de conservación es de un año) 

Luego debes guardar el envase dentro de un armario donde no reciba ni demasiada humedad ni calor, ya que esto hará que pierda sus propiedades medicinales. Si tienes la seguridad de que debes conservar la planta durante mucho tiempo, puedes congelarla, lo que será muy útil en plantas aromáticas, ya que te ayudará además a conservar su sabor.

Uso casero para extraer los principios activos de las plantas medicinales

Ahora que ya las recolectamos y almacenamos, debemos saber cómo debemos consumirlas de la manera más idónea para poder extraer sus principios activos y disfrutar de todos sus beneficios.

Bien sabemos que cuando usamos dosis de remedios dentro de la medicina convencional, los encontramos en formas de suspensiones como las grajeas, o jarabes, entre otras formas. En cambio en la medicina natural, más específicamente con las plantas medicinales, podemos ingerir sus principios activos mediante la preparación de infusiones, decocciones, tinturas, Jarabes u Ojimel.

La manera en que se ingieran los principios activos dependerá principalmente del tipo de planta medicinal.

Te doy a continuación una guía para que sepas como debes preparar cada planta medicinal y puedas así ingerirla y aprovechar al máximo todos sus beneficios:

Infusiones

Las plantas medicianales a las que puedes extraer sus principios activos por medio de infusiones son:

  • Manzanilla, Menta, Tila, Romero, Tomillo, Melisa, Salvia, Hinojo, Eneldo, Anís, Castaño de Indias, Cardo Santo, Cardo Mariano, Cola de caballo, Té Verde, Ortiga, Clavo, Hamamelis.
Decocciones

El método de decocción se utiliza exclusivamente para las partes duras de una planta, como las cortezas y raíces. Para este caso es necesario desmenuzar las partes de la planta a tratar en una cacerola con agua fría para luego llevarlo a ebullición a fuego lento (durante unos 15 minutos) y así poder extraer sus componentes activos. Las plantas medicinales que se les puede realizar la decocción son:

  • Equinácea, Cáscara sagrada, Saponaria, Diente de León, Jengibre, Ruibarbo, Arpagofito, Regaliz, Bardana y Sauce.
Tinturas

El método de extracción de los principios activos de las plantas medicinales por medio de las tinturas consiste en aplicar el alcohol como disolvente, de esta manera los componentes activos de las plantas quedan concentrados en el alcohol, además de ayudar así a alargar la conservación del remedio natural.

En lineas generales para realizar una tintura de manera adecuada y lograr así extraer los principios activos se debe colocar 120 gr de la planta seca dentro de un frasco de vidrio junto con 500 ml de vodka o vino. Luego se deja macerar en el exterior en un lugar con sombra durante dos semanas, pasado este tiempo procede a colarlo dejando solo el líquido obtenido, allí encontraras la fuente medicinal, luego conserva el líquido dentro de otro frasco de vidrio preferiblemente opaco y lejos de fuentes de calor.

Para tomarlo, dependerá mucho de la planta o del tipo de tratamiento que vayas tomar, como por ejemplo puedes disolver de 2 a 4 ml de la tintura en un vaso de agua y tomarlo tres veces al día. Algunas plantas que se les extraen sus principios activos por medio de las tinturas son:

  • Lavanda, Borraja, Abedul, Equinácea, Ajenjo, Gayuba, Angélica, Castaño de indias, Caléndula, Cola de caballo, Cardo Santo, Ulmaria, Regaliz, Hamamelis, Hipérico y Menta.
Jarabe u Ojimel

Es muy recomendable la preparación de los jarabes u ojimel cuando se desea extraer los principios activos de las plantas que contienes olores o sabores desagradables, con el fin de endulzarlas por medio de la miel y conservarlas con el vinagre.

Esto se logra mezclando la planta con miel y vinagre, luego hirviéndolo todo hasta lograr una textura de jarabe. Entre los más preparados dentro de este método es el Ojimel de ajo.