Planta Equinácea, contra las gripes y resfríos

La protagonista de este artículo es la Equinácea de hoja estrecha (Echinacea purpurea L.), esta es una planta originaria de Norteamérica, es herbácea y perenne, que puede llegar a medir un metro de altura. Existen registros antiguos donde se le asocia como planta medicinal utilizada por las tribus indígenas locales para curar heridas y picaduras de serpientes.

La Equinácea de hoja estrecha es una planta con una flor muy similar a la Margarita, que se caracteriza por sus hermosos pétalos color púrpura. En la actualidad se utiliza principalmente como paliativo de la sintomatología de las gripes y resfriados. Es una planta medicinal conocida por sus propiedades inmunoestimulantes, por lo que ayuda a prevenir y tratar enfermedades asociadas a problemas y afecciones de las vías respiratorias superiores.

De la planta medicinal Equinácea, se suele utilizar casi en toda su totalidad, desde la raíz,  hasta las hojas y flores. Por lo que es muy frecuente y fácil encontrar preparados fitoterápicos de esta importante planta, que guardan y preservan sus principios activos.

Entre sus principales componentes activos relacionados a su actividad terapéutica figuran ácidos fenólicos y derivados, aceite esencial, poliacetilenos, alcamidas y polisacáridos. Sus raíces son ricas en ácidos fenólicos libres y esterificados, como el ácido caféico y sus derivados. Además se han identificado compuestos lipófilos como ácidos grasos de cadena larga, poliacetilenos y alcamidas muy insaturadas más presentes en sus partes aéreas. En vista que estos compuestos son fácilmente oxidables, disminuyen su concentración durante largos períodos de almacenamiento.

La Equinácea funciona como un excelente antigripal, además de ser un preventivo natural

Los principales usos que le da la fitoterapia a la equinácea son:

  • Ayuda a combatir la gripe, acortando sus síntomas.
  • Es un antiviral natural.
  • Previene los resfriados.
  • Tiene actividad inmunomoduladora, antimicrobiana y antiinflamatoria.
  • Excelente tolerancia.

Uno de sus principales beneficios es que actúa como un efectivo antigripal, tan bueno como muchos otros que podemos encontrar en cualquier farmacia, con la diferencia que es un producto natural de la madre tierra y por ende no genera efectos adversos (siempre que no haya alergia a sus componentes).


Sin embargo, el uso ideal de la equinácea es el de la fase de prevención, por lo que su consumo antes de la llegada del otoño – invierno ayudará a fortalecer el sistema inmunológico, preparando al organismo para defenderse contra virus, reduciendo así el riesgo de enfermedades clásicas de la temporada fría. 

Cómo ingerir la planta medicinal equinácea 

Existen diferentes formas de ingerir los principios activos de la planta Equinácea, por lo que dependerá el tipo de uso que sea necesario para cada momento.

La manera de ingerirla dependerá de si la intención es de prevenir o combatir los síntomas de la gripe, en este sentido la dosis y los métodos de ingesta cambiarán. Como preventivo se recomienda tomarla uno o dos meses antes de que inicie la época de frío.

Existen en el mercado diferentes tipos de presentaciones de esta planta medicinal, tales como “El extracto puro de equinácea”, el cual se toma como complemento alimenticio y se consume por medio de gotas.

Por medio de “golosinas o caramelos” los cuales son un complemento alimenticio a base de los principios activos de la equinácea ideal para reforzar el sistema inmunitario de manera más apetecible. En forma de “spray” como rociador para dolores de garganta y “cápsulas” las cuales concentran las propiedades de esta planta para promover las defensas naturales del organismo.

Como tratamiento natural contra el catarro común se pueden preparar extractos secos de las raíces de la planta de Equinacea y de sus partes aéreas (hojas y flores) se puede preparar por jugo obtenido por expresión, jugo desecado, droga pulverizada, extracto fluido y tinturas, infusiones o decocciones.

Cuidados a tener en cuenta antes de consumir Equinácea

Según los estudios se ha demostrado baja toxicidad de esta planta medicinal, sin embargo no se recomienda su consumo a menores de 12 años de edad, en mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

El uso de Equinácea puede generar alergias, a pesar de no poseer lactonas sesquiterpénicas alergénicas. No es recomendado para las personas alérgicas a las Asteraceae, ni a quienes padecen enfermedades autoinmunes o están tomando fármacos inmunosupresores. Siempre se recomienda consultar con su médico tratante antes de ingerirla.

Usos medicinales del Sauce Blanco

El Sauce blanco (Sálix Alba) perteneciente a la familia de los Salicaceae es un árbol de copa abierta y ramas delgadas y flexibles que puede alcanzar hasta unos 27 metros de altura. Es oriundo de Asia y Europa, aunque crece fácilmente en cualquier parte del planeta siempre que su clima sea fresco y templado. Se encuentra fácilmente en los márgenes de ríos y arroyos.

Su período de floración es en primavera y la parte que se utiliza de la planta para fines terapéuticos es la corteza. 

Dentro de los Sálix se encuentra el clásico Sauce llorón, cuyas ramas y hojas apuntan todas hacia abajo, dándole un aspecto de árbol frondoso, grande y hermoso. También está el Sauce negro de origen norteamericano que alcanza hasta los 35 metros de altura, el sauce blanco y otras especies más dentro de la familia de los Sálix que incluyen unas 300 especies.

Los usos medicinales de la corteza del sauce blanco se remontan desde la antigüedad, donde existen registros de los usos de su droga por Hipócrates, Dioscórides y Plinio en el siglo I D.C donde ya para entonces se le usaba por sus propiedades febrífugas y analgésicas. Los antiguos egipcios también lo utilizaban para los mismos fines y a lo largo de la historia dentro de la medicina natural siempre ha estado presente.

Sin embargo fue en el año 1915 cuando la famosa industria farmacéutica Bayer comenzó a comercializar la droga alrededor del mundo bajo el nombre de “ácido acetilsalicílico” (nombre que proviene de Sálix) o Aspirina Bayer. Siendo un importante anticoagulante y efectivo tratamiento contra el derrame sanguíneo.

Propiedades y usos medicinales del Sauce Blanco

Conoce los principios activos de esta maravillosa planta medicinal.

La Salicina es el principio activo más importante de esta planta medicinal, de donde provienen sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antirreumáticas. Se ha demostrado que la acción vasoprotectora de los flavonoides potencia su acción antiinflamatoria.

Los usos medicinales de la corteza del Sauce blanco son muy similares a los de la aspirina, pero a diferencia de esta, su consumo no suele ser irritante para la mucosa del estómago.

Por lo tanto puedes usarlo como antiinflamatorio, antifebril y analgésico, su uso es muy frecuente y efectivo para tratar dolores de cabeza, dolores menstruales, resfriados, neuralgias, etc.

También a nivel dermatológico se utiliza la corteza del Sauce blanco para uso externo, con cremas y lociones de ácido salicílico para tratar el acné, la caspa, psoriasis, dermatitis seborreica, callosidades y verrugas comunes gracias a su acción queratolítica. 

Además también puedes usar su acción terapéutica como un sedante natural, ayudándote a calmar los nervios y contrarrestar el insomnio.

Es importante saber que los preparados fitoterápicos a base de la corteza del Sauce blanco deben tener una cantidad definida y estandarizada de sus principios activos (salicina) ya que es la única manera de obtener los resultados deseados evitando así efectos secundarios. Por lo que siempre se recomienda consultar con su médico tratante en caso de dudas.

¿Cómo prepararlo? La manera de consumir los principios activos de la corteza del Sauce blanco son diversas, pueden ser por decocción e infusión, tintura o por medio de cápsulas.

En el caso que desees prepararlo en casa, debes usar 1 cucharada rasa de corteza de sauce en 1 taza de agua. Vierte todo en una olla y enciende el fuego, lleva a ebullición, déjalo hervir unos minutos y luego apaga el fuego. Tapa y deja infundir durante 10 minutos, filtra y estará listo para beber. Si deseas lo puedes endulzar.

También puedes hacer una preparación para dos días, usando 5 gramos de corteza por 200 ml de agua. Realiza el mismo proceso de decocción e infusión. Sólo recuerda que pasadas las 48 horas ya no podrás usarlo más.

Uno de los principales usos medicinales del Sauce blanco es su acción antiinflamatoria y analgésica.

Tratamiento para dolores: Por ser un efectivo antiinflamatorio y analgésico es ideal para tratar casi cualquier tipo de dolor. 

Entre los dolores más comunes y persistentes en la humanidad está aquel asociado al dolor de cabeza y la migraña. En el caso que sufras de esta dolencia que tanto afecta la calidad de vida, puedes usar las propiedades de la corteza del sauce blanco, tanto para aliviar el dolor como para evitar posibles recaídas, bebiendo con regularidad sus infusiones.

También es muy común su uso para dolores menstruales, musculares, articulares, de espalda, etc. Algunos incluso lo usan para aliviar un dolor de muela.

Tratamiento para la fiebre: A pesar de ser este un mecanismo de defensa del cuerpo, puedes bajar la fiebre de manera natural con la corteza del sauce blanco, ya que reduce la temperatura corporal y trata además los síntomas asociados a la gripe.

Tratamiento para la artritis y osteoartritis: Se ha demostrado que el uso medicinal del sauce blanco puede reducir el dolor causado por estos trastornos además de ralentizar la progresión de la enfermedad.

Favorece la salud del corazón: Al igual que la aspirina, las propiedades de la corteza del sauce blanco ayudan a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco, además de ser un efectivo anticoagulante. 

Contraindicaciones

Antes de consumir algún preparado fitoterápico de esta importante planta medicinal, asegúrate de no ser alérgico a sus componentes. Además no se recomienda para personas que sufren de úlceras crónicas, enfermedad de Crohn, colitis, enfermedad renal y asma.

No debe ser usado durante el embarazo, lactancia ni en menores de 16 años. Además es posible que interfiera con otros medicamentos, por lo que debe consultar al médico en caso que se encuentre con otro tipo de medicación.

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede ser tratada por medio del consumo de algunas plantas medicinales ricas en principios activos capaces de contrarrestar este factor de riesgo. Sin embargo antes de mencionar cuáles son estas plantas, definamos que es esta patología que a tantas personas afecta especialmente en el mundo occidental.

“La hipertensión arterial se caracteriza por la presión alta en las arterias, que se determina por la cantidad de sangre que bombea el corazón y la resistencia en las arterias al flujo sanguíneo”. No es considerada una enfermedad pero sí un factor de riesgo que puede desencadenar el inicio de otras enfermedades, tales como la angina de pecho, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc. “Por este motivo debe ser tratada siempre bajo estricto control de un médico especialista”.

En un adulto sano normalmente la presión suele estar comprendida entre 120 y 70 mmHg, por lo que se considera que una persona es hipertensa cuando la cifra de presión sistólicas es igual o superior a 140 mmHg y la presión diastólica igual o mayor de 90 mmHg.

Aproximadamente el 30% de la población adulta llega a padecer hipertensión arterial, en las mujeres es más frecuente cuando llegan a la menopausia y el 68% en mayores a 60 años en ambos sexos. 

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La fitoterapia ha demostrado ser una gran aliada en tratar esta patología, así como también de prevenirla. Veamos a continuación cuales son las plantas medicinales que tratan la hipertensión arterial:

Planta medicinal Olivo

El aceite de oliva beneficia el control de la hipertensión arterial.

Se trata de un árbol de hojas perenne, de tamaño mediano, con hojas simples, opuestas, enteras, coriáceas y con borde revoluto. Sus flores son pequeñas y blancas, su fruto es la aceituna, ésta es verde y cuando madura se vuelve de color violácea y negra. 

El uso del olivo es muy comercial debido a la obtención de la aceituna y su saludable aceite de oliva. Sin embargo la hoja de olivo se utiliza con fines terapéuticos por la importancia de sus propiedades medicinales hipocolesterolemiantes e hipoglucemiantes. 

Es recomendada en los casos de hipertensión moderada, prevención y tratamiento de arteriosclerosis, insuficiencia coronaria e hipercolesterolemias.

Tratamiento fitoterápico: “La hoja del árbol de olivo tiene propiedades vasodilatadoras, hipoglucemiantes e hipocolesterolemiantes”. La infusión de la hoja de olivo produce vasodilatación coronaria y el extracto acuoso inhibe la enzima convertidora de la síntesis de angiotensina in vitro.

También la hoja de olivo se puede administrar por extracto fluido y en cápsulas de polvo de hojas de olivo (está demostrado que el polvo de sus hojas disminuye el colesterol).

La planta medicinal de olivo al ser hipoglucemiante puede producir interferencias con medicamentos para la diabetes.

Planta medicinal Ortosifón o té de Java

El té de Java combate la hipertensión arterial

El Ortosifón es una planta herbácea que se da principalmente en todo el sur de China. Crece aproximadamente hasta 1 metro y medio y generalmente tiene una flor única, que es de color blanco o azul con filamentos parecidos a los bigotes de un gato. Popularmente es conocida por su belleza y por las propiedades medicinales de su té de Java.

Para extraer sus principios activos se utilizan las hojas y la parte apical de sus tallos. El té de Java es muy conocido por sus propiedades diuréticas, por lo que está indicado para la irrigación de las vías urinarias, especialmente para aquellas personas que presentan arenilla renal e infecciones urinarias.

Tratamiento fitoterápico: Parte de preparados farmacológicos, en infusiones de droga seca, tomándolo de 2 a 3 veces al día o de acuerdo a las especificaciones médicas. El té de java no es recomendado en pacientes con edemas por insuficiencia cardíaca o renal.

Planta medicinal Cola de Caballo

Es una planta vascular poco vistosa, familia de los helechos, por lo que siempre crece a las orillas de los estanques o riachuelos. Su altura puede alcanzar de uno a un metro y medio. Su aspecto puede variar de acuerdo al crecimiento o la edad que esta planta medicinal tenga.

Cuando ya se encuentra en su completo desarrollo y sus esporas han madurado, van apareciendo otra clase de tallos, rodeados por numerosas ramificaciones verdes y rígidas, parecidas a los brotes de un pino.

De seguro en ninguna herboristería falta una planta de Cola de Cabello, ya que tiene diversos usos para fines medicinales, para los cuales se utilizan los tallos estériles. Estos contienen abundantes sales minerales y flavonoides, además de una pequeña porción de aceite esencial. La planta medicinal Cola de Cabello es un diurético natural que regulariza la presión arterial 

Tratamiento fitoterápico: Se pueden extraer los principios activos de la cola de cabello por medio de infusiones, en polvos, extractos líquidos y extractos secos.

Consejos para pacientes con hipertensión arterial

Una dieta sana y natural es fundamental para complementar un tratamiento contra la hipertensión arterial.

En este artículo mencionamos tres plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial, es importante que siempre consultes a tu médico tratante sobre cuál es el tratamiento más adecuado para ti. 

Si leíste este post, es porque te interesan las bondades de la medicina natural y por ende te inclinas por el consumo de productos naturales, por esto también te invito a adoptar una alimentación más sana y verde. Elige dietas ricas en frutas y verduras, legumbres y alimentos que contengan poca grasa.

En lo posible, trata de comer 5 veces al día en pequeñas porciones, para que de esta manera aceleres el metabolismo y beneficies las digestiones. Tu organismo te lo agradecerá.

Historia y avances de la fitoterapia

Existen claros registros sobre el uso de las plantas a lo largo de la historia de la humanidad. Sus usos han tenido fines magicorreligiosos y terapéuticos, tanto en la antigüedad como en la época actual, con la diferencia en que actualmente sus fines aplicados a la medicina natural provienen de un conocimiento empírico mucho más controlado.

Veremos a continuación algunos datos relevantes sobre la fitoterapia desde la antigüedad hasta nuestros tiempos: 

Datos históricos de la Fitoterapia

-Fue en el siglo I cuando Dioscórides creó una obra que perduró por más de 1.500 años en donde sistematizó la primera materia médica, describiendo las propiedades y la forma de unas 600 plantas medicinales. 

-En la Grecia clásica, se estudió y aplicó El Corpus Hippocratium, siendo ésta la obra médica más representativa de la época, donde se profundiza el estudio y aplicación con fines medicinales de unas 230 especies vegetales. Especificando de manera muy detallada sus efectos sobre el organismo que las consume, las dosis a ser tomadas o ingeridas y sus posibles efectos de toxicidad.

-En la época del Renacimiento, cuando comenzó un importante intercambio cultural y los europeos llegaron pasar a Asia oriental, hubo una incorporación importante de nuevas plantas dentro del uso de la fitoterapia para ese entonces, incluyéndose así nuevas especies medicinales a las ya existentes.

El intercambio de plantas medicinales en diferentes países expandió el uso de la fitoterapia.

-A mediados del siglo XIX la farmacología comenzó a profundizar el uso de la fitoterapia aplicando remedios de origen vegetal, en los cuales se destaca el uso de los alcaloides del opio, la nicotina, la cafeína, la quinina, la muscarina, entre otros.

-En esa época hubo grandes avances sobre el conocimiento de los principios activos de las plantas medicinales y como éstos reaccionaban con el organismo. Lo que dió origen al estudio y conocimiento de síntesis de fármacos, en donde se llegó a excluir el uso de las plantas medicinales dentro de la medicina convencional.

-Surge en Centroeuropa durante la segunda mitad del siglo XIX un movimiento en el ámbito naturista, teniendo así una importante aceptación dentro de la población, lo que logró que en los inicios del siglo XX los médicos naturistas constituyeran un eslabón importante entre la medicina convencional y la fitoterapia.

-Durante la segunda mitad del siglo XX la población en general comenzó a tener mayor interés sobre la medicina natural, debido a los efectos secundarios que estaban presentes dentro de la farmacología sintética, lo que llevó a un incremento del uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. En este sentido la fitoterapia comenzó a tener mayor presencia dentro de la sociedad.

-En la actualidad, la fitoterapia es una forma de medicina alternativa, debido a los registros de problemas de seguridad en los fármacos sintéticos, un mejor conocimiento químico de las drogas vegetales y el desarrollo de métodos analíticos que proporcionan un mejor control de los preparados fitoterápicos.

-El primero de enero de 1978 en Alemania entra en vigor dentro de la Ley de medicamentos el reconocimiento de la fitoterapia como rama de la terapéutica.

-La Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro del programa sobre Medicina Tradicional ha publicado diferentes documentos sobre la evaluación de la calidad,  seguridad y eficiencia de los preparados a base de plantas medicinales.

En líneas generales, ¿Cómo podemos definir la fitoterapia?

La fitoterapia es la ciencia que se encarga de aplicar el uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. Como toda ciencia, tiene su propia historia que vale la pena conocer.
Etimológicamente Phytón (planta) y Therapeía (tratamiento)

La Fitoterapia es la ciencia que se encarga de estudiar el uso de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica. Su etimología proviene de Phytón  (planta) y therapeía (tratamiento). Por ende se refiere al tratamiento de enfermedades por medio de las plantas.

Sin embargo la fitoterapia también es aplicada por muchas personas no solo para el tratamiento de enfermedades, sino también para prevenirlas.

Son muchas las instituciones que se abocan al control de la calidad de los preparados fitoterápicos, debido a un creciente interés y consumo por parte de la sociedad. Por esta razón se han desarrollado nuevas formas de preparación y de administración de los medicamentos fitoterápicos.

Estos medicamentos de origen vegetal tienen márgenes terapéuticos más amplios, siendo además más aptos para la automedicación y el autocuidado de la salud.

A lo largo de los años, la fitoterapia se ha basado en la evidencia, habiendo en la actualidad una base científica que apoya la eficacia de muchos productos de origen vegetal para diferentes tratamientos. Es imperativo que su eficacia se consiga y considere sólo con el uso adecuado de los preparados fitoterápicos, ya sea en su preparación como administración.

¿Cuáles son las afecciones en las que se puede aplicar la fitoterapia?

  • Sistema Nervioso: Ansiedad, depresión (cuando es leve o moderada), trastornos del sueño, cefaleas, trastornos cognitivos, astenia.
  • Aparato circulatorio: Insuficiencia cardíaca leve o moderada, hipertensión arterial, varices y hemorroides, enfermedad arterial oclusiva, fragilidad capilar.
  • Metabolismo: Hiperlipidemias, sobrepeso, diabetes.
  • Aparato urinario: Infecciones urinarias, litiasis.
  • Aparato locomotor: Inflamaciones osteoarticulares, artrosis.
  • Aparato reproductor: Síndrome premenstrual, alteraciones de la menstruación, síntomas asociados con la menopausia, hiperplasia benigna de la próstata.
  • Aparato digestivo, hígado y conductos biliares: Inapetencia, estomatitis, gingivitis y glositis, dispepsia, flatulencia, gastritis y úlceras, cinetosis e hiperémesis gravídica, estreñimiento, diarrea y síndrome del intestino irritable, hepatitis, discinesias biliares.
  • Afecciones dermatológicas: Afecciones inflamatorias, infecciones de la piel y las mucosas, contusiones y traumatismos, psoriasis.
  • Aparato respiratorio: Resfriados y gripes, rinitis y sinusitis, faringitis, bronquitis y asma.

Cuando y cómo extraer los principios activos de una planta medicinal

¿Cómo saber cuando una planta está en su mejor momento para poder extraer sus componentes activos?

Cada planta tiene su propia peculiaridad, por lo que depende en gran medida por supuesto la especie de planta a ser tratada y luego el tiempo o edad de la misma. De seguro te preguntarás, ¿y cómo puedo saber esto? obvio es complicado, por lo que una manera de saber cual es el momento idóneo para extraer sus principios activos es justo antes de que florezca ya que justo en esa etapa la planta concentra su mayor número de propiedades atesoradas por la medicina natural. 

Asegúrate que la planta esté seca al momento de cortarla, por lo que no debe tener ni humedad ni rocío. Veamos a continuación como recolectar cada parte de la planta para poder extraer sus componentes activos de la mejor manera posible:

Hojas y tallos: En líneas generales podemos decir que las hojas y el tallo (cuando es carnoso) se deben recolectar justo antes de la floración, por lo que la estación ideal es al inicio de la primavera. Si el tallo es leñoso es mejor realizar la recolección en invierno. En todos estos casos se recomienda que sea durante la luna llena o creciente.

En cuanto al momento ideal del día para las hojas es al final de mañana cuando no haya humedad en ellas y en cuanto a los tallos, puede ser a lo largo del día pero con la certeza de que no haya humedad.

Puedes aprender a cultivar tus propias plantas medicinales y obtener un mejor control de su cuidado y conservación

Las flores: Deben recolectarse justo cuando estén levemente abiertas, lo más importante es que sea antes de marchitarse, también debe ser durante la luna llena o creciente y a mitad de la mañana.

Raíces: Si deseas extraer los principios activos de las raíces, la mejor estación es durante el otoño o en primavera antes de la floración, es importante que sea durante la luna llena o menguante, en cuanto al momento del día debe ser al final de la tarde o la noche, cuando no se encuentre la luz solar.

-Las frutas, semillas o frutos secos: Deben ser recolectados cuando aún están en los árboles pero con el pleno conocimiento de que ya se encuentran maduros, procurando de realizarlo durante luna creciente o llena. Pueden recolectarse en cualquier momento del día.

A tener en cuenta al momento de extraer los componentes activos de las plantas medicinales

Siempre procura que al realizar la recolección, elijas aquellas flores, hojas, tallos, raíces o frutos que tengan un aspecto más saludable, que su belleza pulule de salud. Usa tijeras de podar especializadas para que al realizar los cortes, no dañes la planta.

Si por el contrario, decides comprar las plantas medicinales, elige en la manera de lo posible que provengan de cultivos ecológicos, para que puedas asegurar el máximo beneficio medicinal, teniendo la certeza que tu organismo al ingerirlas, no consumirá también productos tóxicos como por ejemplo los pesticidas.

Conservación de las plantas medicinales para mantener sus principios activos

Luego de haber seleccionado y recolectado las plantas medicinales viene un proceso que tiene igual importancia que el proceso anterior. Se trata de la conservación, veamos a continuación cómo debes hacerlo paso a paso.

Conserva bien tus plantas medicinales protegiéndolas del calor y la humedad.

Cuando ya tienes las hojas, flores, tallos o raíces debes procurar que no pierdan sus principios activos, ya que al momento de cortarla el proceso enzimático se rompe por lo que debes procurar conservar al máximo sus componentes medicinales.

En primer lugar debes proceder a secarlas, (las raíces deben ser previamente lavadas para quitar de ellas la tierra y cualquier elemento que no debamos consumir, poniéndolas a secar rápidamente)

Para que sequen adecuadamente, ya sean hojas o flores, debes permitir que pase adecuadamente el aire para un secado óptimo, por lo que una manera adecuada de ponerlas a secar es colocándolas encima de una rejilla que sea metálica o de madera, también puede ser sobre un papel poroso, tratando en la manera de lo posible de no colocar tantas para facilitar así su secado. Nunca las coloques sobre plástico ni aluminio.

En un par de días aproximadamente si ya están bien secas puedes proceder a voltearlas para que se sequen correctamente sobre el lado que quedó debajo.

Si cuentas con un lugar adecuado, puedes ponerlas al sol (siempre que no haya un calor muy intenso que pueda dañarlas). Evita poner plantas aromáticas al sol, ya que esto solo hará que se evaporen los aceites esenciales, perdiendo por ende sus principios activos. En ese caso se recomienda secarlas en un lugar con una adecuada sombra y que sea de igual manera aireado y seco.

¿Cómo se deben conservar las plantas medicinales?

Una vez que la hoja, tallo, flor o raíz presente un aspecto quebradizo, es decir que no tenga nada de humedad ha llegado el momento de almacenarla. Procura que sea en un recipiente de vidrio opaco, en donde puedas guardarla hasta que la vayas a usar, para que así no la estés continuamente manipulando (el plazo máximo de conservación es de un año) 

Luego debes guardar el envase dentro de un armario donde no reciba ni demasiada humedad ni calor, ya que esto hará que pierda sus propiedades medicinales. Si tienes la seguridad de que debes conservar la planta durante mucho tiempo, puedes congelarla, lo que será muy útil en plantas aromáticas, ya que te ayudará además a conservar su sabor.

Uso casero para extraer los principios activos de las plantas medicinales

Ahora que ya las recolectamos y almacenamos, debemos saber cómo debemos consumirlas de la manera más idónea para poder extraer sus principios activos y disfrutar de todos sus beneficios.

Bien sabemos que cuando usamos dosis de remedios dentro de la medicina convencional, los encontramos en formas de suspensiones como las grajeas, o jarabes, entre otras formas. En cambio en la medicina natural, más específicamente con las plantas medicinales, podemos ingerir sus principios activos mediante la preparación de infusiones, decocciones, tinturas, Jarabes u Ojimel.

La manera en que se ingieran los principios activos dependerá principalmente del tipo de planta medicinal.

Te doy a continuación una guía para que sepas como debes preparar cada planta medicinal y puedas así ingerirla y aprovechar al máximo todos sus beneficios:

Infusiones

Las plantas medicianales a las que puedes extraer sus principios activos por medio de infusiones son:

  • Manzanilla, Menta, Tila, Romero, Tomillo, Melisa, Salvia, Hinojo, Eneldo, Anís, Castaño de Indias, Cardo Santo, Cardo Mariano, Cola de caballo, Té Verde, Ortiga, Clavo, Hamamelis.
Decocciones

El método de decocción se utiliza exclusivamente para las partes duras de una planta, como las cortezas y raíces. Para este caso es necesario desmenuzar las partes de la planta a tratar en una cacerola con agua fría para luego llevarlo a ebullición a fuego lento (durante unos 15 minutos) y así poder extraer sus componentes activos. Las plantas medicinales que se les puede realizar la decocción son:

  • Equinácea, Cáscara sagrada, Saponaria, Diente de León, Jengibre, Ruibarbo, Arpagofito, Regaliz, Bardana y Sauce.
Tinturas

El método de extracción de los principios activos de las plantas medicinales por medio de las tinturas consiste en aplicar el alcohol como disolvente, de esta manera los componentes activos de las plantas quedan concentrados en el alcohol, además de ayudar así a alargar la conservación del remedio natural.

En lineas generales para realizar una tintura de manera adecuada y lograr así extraer los principios activos se debe colocar 120 gr de la planta seca dentro de un frasco de vidrio junto con 500 ml de vodka o vino. Luego se deja macerar en el exterior en un lugar con sombra durante dos semanas, pasado este tiempo procede a colarlo dejando solo el líquido obtenido, allí encontraras la fuente medicinal, luego conserva el líquido dentro de otro frasco de vidrio preferiblemente opaco y lejos de fuentes de calor.

Para tomarlo, dependerá mucho de la planta o del tipo de tratamiento que vayas tomar, como por ejemplo puedes disolver de 2 a 4 ml de la tintura en un vaso de agua y tomarlo tres veces al día. Algunas plantas que se les extraen sus principios activos por medio de las tinturas son:

  • Lavanda, Borraja, Abedul, Equinácea, Ajenjo, Gayuba, Angélica, Castaño de indias, Caléndula, Cola de caballo, Cardo Santo, Ulmaria, Regaliz, Hamamelis, Hipérico y Menta.
Jarabe u Ojimel

Es muy recomendable la preparación de los jarabes u ojimel cuando se desea extraer los principios activos de las plantas que contienes olores o sabores desagradables, con el fin de endulzarlas por medio de la miel y conservarlas con el vinagre.

Esto se logra mezclando la planta con miel y vinagre, luego hirviéndolo todo hasta lograr una textura de jarabe. Entre los más preparados dentro de este método es el Ojimel de ajo.







La medicina natural en el entorno de nuestras vidas

Muchas personas no hacen uso de las bondades de la medicina natural por desconfianza o desconocimiento, luego la conocen y poco a poco la van integrando a sus vidas, otras deciden combinarlas con la medicina tradicional.

¿A qué llamamos medicina natural?

La medicina natural abarca diferentes alternativas (todas válidas) sobre la sanación de diferentes patologías por medio de tratamientos completamente naturales, ya sea por medio de la medicina herbaria, homeopatía, terapia neural, biomagnetismo, digitopuntura, acupuntura y otras más incluyendo los suplementos dietéticos siempre que estos sean 100% naturales.

El origen de la medicina natural se remonta desde hace miles de años atrás, incluso desde antes de cristo. Siendo esta la única alternativa posible para poder curar. Sin embargo hoy en día aún está presente en nuestra sociedad, donde son muchas las personas que rechazan la medicina sintética y se abocan a remedios completamente de origen natural.

Cuando las personas acuden a la medicina natural, deben considerar que siempre se hará un tratamiento individualizado, ya que el tratamiento es para la persona más que para la enfermedad en sí.

Aquí es donde entra en juego el enfoque o estilo propio de la naturopatía, que es una forma completamente natural de tratamiento de una enfermedad en específico, dejando de lado el uso de medicamentos. 

En este aspecto la persona puede optar por terapias alternativas tales como: masajes, cromoterapia (sanación por medio de los colores), hidroterapia, reflexología podal, terapia floral y la fitoterapia en general.

Comencemos por explicar que es la Homeostasis

La medicina natural ayuda a encontrar el equilibrio del organismo para tratar un gran número de patologías o enfermedades.

Para continuar, explicaré que es la Homeostasis, esto se define como: “Conjunto de fenómenos de autorregulación, conducentes al mantenimiento de una relativa constancia en la composición y las propiedades del medio interno de un organismo”.

Es por esto, que desde hace miles de años, el ser humano ha comprendido que el organismo de todos los seres vivos, incluyendo el nuestro (seres humanos) tienen la capacidad o el poder de restaurarse a si mismo cuando reaccionan ante un fenómeno interno que pueda alterar el buen funcionamiento.

Como ejemplo de esto podemos nombrar a ciertos mecanismos de defensa que manifiesta nuestro cuerpo como la fiebre, diarrea, inflamaciones, que no son más que reacciones del organismo para conseguir su homeostasis y por ende sanar.

¿Pero entonces cómo podemos definir a la enfermedad?, pues como bien sabemos existen muchos tipos de enfermedades, algunos son del tipo psíquico o mental y otros afectan al cuerpo. Sin embargo la enfermedad no es más que la desviación del equilibrio natural del organismo.

Por lo tanto cuando el organismo detecta una anormalidad dentro de sus leyes naturales, comienza un proceso interno para corregir la situación y así retomar nuevamente el equilibrio, lo que se manifiesta como dijimos anteriormente en fiebre, diarrea, dolor de cabeza, etc… siempre dependiendo del tipo de patología.

Los síntomas obviamente variarán dependiendo del grado y tipo de enfermedad, existen tantas enfermedades, como causas que las originan.

¿Por qué recurrir a la medicina natural?

La naturopatía es practicada y aplicada por un número creciente de personas en el mundo.

Cuándo se recomienda a una persona recurrir a un tratamiento de medicina natural, ya sea este homeopático o el que fuere, no se le está negando que implemente también la medicina convencional, ya que esta es una decisión que solo debe ser tomada por el médico tratante en cuestión.

Sin embargo el tratamiento si se puede complementar con terapias alternativas, incluso la persona si así lo desea puede tratar la enfermedad al 100% por medio de la medicina natural. Veamos a continuación por qué tantas personas hacen uso de ella:

  • Un gran beneficio que nos da la medicina natural es que da un mejor abordaje integral de la persona, obteniéndose así mejores resultados, dependiendo obviamente del tipo de enfermedad.
  • Se centra en tratar y curar el origen de la enfermedad, cuando la medicina convencional se avoca a tratar algunas veces solo los síntomas.
  • Algunos tratamientos son menos traumáticos y de costos más bajos.
  • Existe una amplia red de distribución de medicinas herbarias, así como homeopáticas. Incluso si la persona lo desea puede cultivar sus propias plantas medicinales.
  • La medicina natural es un excelente complemento de la medicina convencional.
  • No ocasiona efectos secundarios.
  • Según datos de la OMS el 80% de la población mundial depende de las plantas medicinales para la atención primaria de su salud. Efectivamente nuestra madre tierra nos provee todo.
  • Por último podemos decir que son la base de la medicina preventiva.