Usos terapéuticos de la planta de Cannabis

La planta de Cannabis también conocida como marihuana es una especie herbácea de la familia Cannabaceae, originaria de las cordilleras del Himalaya en Asia. Tiene diversos usos medicinales, por lo que es una planta ancestral utilizada con fines terapéuticos desde hace miles de años atrás y aún la ciencia continúa estudiando todos sus beneficios.

La manera de consumir esta potente planta medicinal varía de acuerdo al tipo de patología y de acuerdo a las indicaciones del médico (el Cannabis solo se vende como planta medicinal en muchos países únicamente bajo prescripción médica) sin embargo no es recomendable fumarla si lo que se desea es darle uso medicinal, ya que en la incineración, combustión y carbonización de la materia orgánica de la planta se derivan muchos compuestos contaminantes y tóxicos para el organismo.

La industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabinoides artificiales.

La planta de Cannabis contiene más de 480 ingredientes, dentro de los cuales se incluyen cannabinoides, terpenos y flavonoides. Los cannabinoides ejercen efectos positivos, actualmente se han aislado 113 de estos, de los cuáles el más conocido y estudiado es el tetrahidrocannabinol o THC siendo el principal compuesto psicotrópico.

A pesar de que la industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabis con cannabinoides artificiales producidos en laboratorios, también se puede consumir directamente con la planta, siempre que sean conservados adecuadamente sus principios activos, con la única desventaja en que de esta manera las sustancias vegetales no se pueden estandarizar de la misma manera que las producidas artificialmente.

Beneficios del Cannabis sobre la salud

Aún son muchos los estudios que se realizan sobre los usos medicinales de la planta de cannabis.

A pesar de las grandes investigaciones que la fitoterapia ha realizado sobre el cannabis, aún faltan ensayos clínicos a largo plazo para ciertas enfermedades. Sin embargo, se ha descubierto que los cannabinoides matan células cancerígenas y estimulan la neurogénesis en la zona del hipocampo en adultos.

Actualmente sus propiedades son muy utilizadas para aliviar el dolor crónico, así como los espasmos musculares, ayuda a mermar las náuseas producidas por la quimioterapia, la pérdida de apetito por ciertas enfermedades como el VIH y SIDA, además de servir como tratamiento contra el insomnio, anorexia, migraña y glaucoma, es antiinflamatorio y analgésico.

También es utilizada en menor frecuencia es trastornos como: 

  • Psicosis, esclerosis múltiple, epilepsia, problemas de movimiento, trastornos de estrés postraumático, diabetes tipo 1, ciertos tumores, alzhéimer, párkinson, ataques de ansiedad y pánico, indigestión, fibromialgia, entre otros que aún permanecen en estudios.

Toda persona interesada en realizar tratamientos terapéuticos con la planta de cannabis debe consultar primeramente con un profesional, así como estar bien informado sobre las leyes que rigen el consumo de esta planta en su país.

¿Cuáles son las maneras de consumir cannabis para usos medicinales?

-Vaporización: Sirve principalmente para tratar dolores agudos y crónicos. Se realiza por medio de un aparato que calienta la planta de cannabis hasta una temperatura comprendida entre 180 y 220 grados centígrados. 

Existen en el mercado aparatos específicos que permiten calentar el cannabis a la temperatura exacta. De esta manera no se produce combustión, por lo que no se contamina el ambiente ni el organismo con humo. Con este método se consumen hasta un 95% de sustancias activas de la planta.

-En alimentos: También utilizado de esta manera para aliviar dolores agudos y crónicos. En primer lugar se debe realizar la descarboxilación, que consiste en la aplicación de calor de las hojas de cannabis con el fin de eliminar un grupo carboxilo y convertir el THC crudo en utilizable para consumo directo.

Las galletas a base de cannabis son un clásico alimento para quienes utilizan sus beneficios terapéuticos.

Al consumir cannabis por medio de comidas preparadas el efecto terapéutico es más potente y tiene mayor duración en el organismo, incluso puede llegar a durar hasta por 8 horas, sin embargo su acción no es inmediata por lo que se debe esperar un tiempo para que comience a sentir los efectos. Existen diferentes recetas cannabicas y opciones diferentes para todos los gustos.

-En crudo: Otra manera de consumir los principios activos de la planta es por medio de las bebidas, la leche de cannabis es muy clásica para aquellas personas que dan uso terapéutico a esta planta medicinal, así como también el té de sus hojas. Su efecto al igual que con las comidas tarda más en hacerse sentir, por lo que siempre se recomienda comenzar con dosis bajas y gradualmente ir aumentándolas cada día hasta lograr la dosis justa.

El consumo de cannabis crudo o fresco, se refiere al uso de casi todas las partes de la planta en la preparación de zumos de frutas y ensaladas. Su duración en el organismo también es prolongada y de esta forma se reducen los efectos psicoactivos a un mínimo.

Posibles efectos secundarios del cannabis medicinal

Según las pruebas y estudios realizados esta planta medicinal no tiene efectos secundarios fuertes. Sin embargo en algunos pacientes se ha observado que luego de su consumo llegan a presentar fatiga, mareos, vómitos y efectos cardiovasculares y psicoactivos, sin embargo estos síntomas pueden llegar a desaparecer a los días o semanas de uso.

No se recomienda conducir bajo los efectos del cannabis hasta que el cuerpo se haya acostumbrado.

En conclusión el cannabis como medicamento suele tener rara vez efectos secundarios y los mismos llegan a ser bastante tolerables. Las aplicaciones del cannabis medicinal muestra grandes beneficios en muchas enfermedades a pesar de que aún son muchos los estudios que continúan realizándose.

Usos medicinales del Sauce Blanco

El Sauce blanco (Sálix Alba) perteneciente a la familia de los Salicaceae es un árbol de copa abierta y ramas delgadas y flexibles que puede alcanzar hasta unos 27 metros de altura. Es oriundo de Asia y Europa, aunque crece fácilmente en cualquier parte del planeta siempre que su clima sea fresco y templado. Se encuentra fácilmente en los márgenes de ríos y arroyos.

Su período de floración es en primavera y la parte que se utiliza de la planta para fines terapéuticos es la corteza. 

Dentro de los Sálix se encuentra el clásico Sauce llorón, cuyas ramas y hojas apuntan todas hacia abajo, dándole un aspecto de árbol frondoso, grande y hermoso. También está el Sauce negro de origen norteamericano que alcanza hasta los 35 metros de altura, el sauce blanco y otras especies más dentro de la familia de los Sálix que incluyen unas 300 especies.

Los usos medicinales de la corteza del sauce blanco se remontan desde la antigüedad, donde existen registros de los usos de su droga por Hipócrates, Dioscórides y Plinio en el siglo I D.C donde ya para entonces se le usaba por sus propiedades febrífugas y analgésicas. Los antiguos egipcios también lo utilizaban para los mismos fines y a lo largo de la historia dentro de la medicina natural siempre ha estado presente.

Sin embargo fue en el año 1915 cuando la famosa industria farmacéutica Bayer comenzó a comercializar la droga alrededor del mundo bajo el nombre de “ácido acetilsalicílico” (nombre que proviene de Sálix) o Aspirina Bayer. Siendo un importante anticoagulante y efectivo tratamiento contra el derrame sanguíneo.

Propiedades y usos medicinales del Sauce Blanco

Conoce los principios activos de esta maravillosa planta medicinal.

La Salicina es el principio activo más importante de esta planta medicinal, de donde provienen sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antirreumáticas. Se ha demostrado que la acción vasoprotectora de los flavonoides potencia su acción antiinflamatoria.

Los usos medicinales de la corteza del Sauce blanco son muy similares a los de la aspirina, pero a diferencia de esta, su consumo no suele ser irritante para la mucosa del estómago.

Por lo tanto puedes usarlo como antiinflamatorio, antifebril y analgésico, su uso es muy frecuente y efectivo para tratar dolores de cabeza, dolores menstruales, resfriados, neuralgias, etc.

También a nivel dermatológico se utiliza la corteza del Sauce blanco para uso externo, con cremas y lociones de ácido salicílico para tratar el acné, la caspa, psoriasis, dermatitis seborreica, callosidades y verrugas comunes gracias a su acción queratolítica. 

Además también puedes usar su acción terapéutica como un sedante natural, ayudándote a calmar los nervios y contrarrestar el insomnio.

Es importante saber que los preparados fitoterápicos a base de la corteza del Sauce blanco deben tener una cantidad definida y estandarizada de sus principios activos (salicina) ya que es la única manera de obtener los resultados deseados evitando así efectos secundarios. Por lo que siempre se recomienda consultar con su médico tratante en caso de dudas.

¿Cómo prepararlo? La manera de consumir los principios activos de la corteza del Sauce blanco son diversas, pueden ser por decocción e infusión, tintura o por medio de cápsulas.

En el caso que desees prepararlo en casa, debes usar 1 cucharada rasa de corteza de sauce en 1 taza de agua. Vierte todo en una olla y enciende el fuego, lleva a ebullición, déjalo hervir unos minutos y luego apaga el fuego. Tapa y deja infundir durante 10 minutos, filtra y estará listo para beber. Si deseas lo puedes endulzar.

También puedes hacer una preparación para dos días, usando 5 gramos de corteza por 200 ml de agua. Realiza el mismo proceso de decocción e infusión. Sólo recuerda que pasadas las 48 horas ya no podrás usarlo más.

Uno de los principales usos medicinales del Sauce blanco es su acción antiinflamatoria y analgésica.

Tratamiento para dolores: Por ser un efectivo antiinflamatorio y analgésico es ideal para tratar casi cualquier tipo de dolor. 

Entre los dolores más comunes y persistentes en la humanidad está aquel asociado al dolor de cabeza y la migraña. En el caso que sufras de esta dolencia que tanto afecta la calidad de vida, puedes usar las propiedades de la corteza del sauce blanco, tanto para aliviar el dolor como para evitar posibles recaídas, bebiendo con regularidad sus infusiones.

También es muy común su uso para dolores menstruales, musculares, articulares, de espalda, etc. Algunos incluso lo usan para aliviar un dolor de muela.

Tratamiento para la fiebre: A pesar de ser este un mecanismo de defensa del cuerpo, puedes bajar la fiebre de manera natural con la corteza del sauce blanco, ya que reduce la temperatura corporal y trata además los síntomas asociados a la gripe.

Tratamiento para la artritis y osteoartritis: Se ha demostrado que el uso medicinal del sauce blanco puede reducir el dolor causado por estos trastornos además de ralentizar la progresión de la enfermedad.

Favorece la salud del corazón: Al igual que la aspirina, las propiedades de la corteza del sauce blanco ayudan a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco, además de ser un efectivo anticoagulante. 

Contraindicaciones

Antes de consumir algún preparado fitoterápico de esta importante planta medicinal, asegúrate de no ser alérgico a sus componentes. Además no se recomienda para personas que sufren de úlceras crónicas, enfermedad de Crohn, colitis, enfermedad renal y asma.

No debe ser usado durante el embarazo, lactancia ni en menores de 16 años. Además es posible que interfiera con otros medicamentos, por lo que debe consultar al médico en caso que se encuentre con otro tipo de medicación.