Usos terapéuticos de la planta de Cannabis

La planta de Cannabis también conocida como marihuana es una especie herbácea de la familia Cannabaceae, originaria de las cordilleras del Himalaya en Asia. Tiene diversos usos medicinales, por lo que es una planta ancestral utilizada con fines terapéuticos desde hace miles de años atrás y aún la ciencia continúa estudiando todos sus beneficios.

La manera de consumir esta potente planta medicinal varía de acuerdo al tipo de patología y de acuerdo a las indicaciones del médico (el Cannabis solo se vende como planta medicinal en muchos países únicamente bajo prescripción médica) sin embargo no es recomendable fumarla si lo que se desea es darle uso medicinal, ya que en la incineración, combustión y carbonización de la materia orgánica de la planta se derivan muchos compuestos contaminantes y tóxicos para el organismo.

La industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabinoides artificiales.

La planta de Cannabis contiene más de 480 ingredientes, dentro de los cuales se incluyen cannabinoides, terpenos y flavonoides. Los cannabinoides ejercen efectos positivos, actualmente se han aislado 113 de estos, de los cuáles el más conocido y estudiado es el tetrahidrocannabinol o THC siendo el principal compuesto psicotrópico.

A pesar de que la industria farmacéutica fabrica medicamentos a base de cannabis con cannabinoides artificiales producidos en laboratorios, también se puede consumir directamente con la planta, siempre que sean conservados adecuadamente sus principios activos, con la única desventaja en que de esta manera las sustancias vegetales no se pueden estandarizar de la misma manera que las producidas artificialmente.

Beneficios del Cannabis sobre la salud

Aún son muchos los estudios que se realizan sobre los usos medicinales de la planta de cannabis.

A pesar de las grandes investigaciones que la fitoterapia ha realizado sobre el cannabis, aún faltan ensayos clínicos a largo plazo para ciertas enfermedades. Sin embargo, se ha descubierto que los cannabinoides matan células cancerígenas y estimulan la neurogénesis en la zona del hipocampo en adultos.

Actualmente sus propiedades son muy utilizadas para aliviar el dolor crónico, así como los espasmos musculares, ayuda a mermar las náuseas producidas por la quimioterapia, la pérdida de apetito por ciertas enfermedades como el VIH y SIDA, además de servir como tratamiento contra el insomnio, anorexia, migraña y glaucoma, es antiinflamatorio y analgésico.

También es utilizada en menor frecuencia es trastornos como: 

  • Psicosis, esclerosis múltiple, epilepsia, problemas de movimiento, trastornos de estrés postraumático, diabetes tipo 1, ciertos tumores, alzhéimer, párkinson, ataques de ansiedad y pánico, indigestión, fibromialgia, entre otros que aún permanecen en estudios.

Toda persona interesada en realizar tratamientos terapéuticos con la planta de cannabis debe consultar primeramente con un profesional, así como estar bien informado sobre las leyes que rigen el consumo de esta planta en su país.

¿Cuáles son las maneras de consumir cannabis para usos medicinales?

-Vaporización: Sirve principalmente para tratar dolores agudos y crónicos. Se realiza por medio de un aparato que calienta la planta de cannabis hasta una temperatura comprendida entre 180 y 220 grados centígrados. 

Existen en el mercado aparatos específicos que permiten calentar el cannabis a la temperatura exacta. De esta manera no se produce combustión, por lo que no se contamina el ambiente ni el organismo con humo. Con este método se consumen hasta un 95% de sustancias activas de la planta.

-En alimentos: También utilizado de esta manera para aliviar dolores agudos y crónicos. En primer lugar se debe realizar la descarboxilación, que consiste en la aplicación de calor de las hojas de cannabis con el fin de eliminar un grupo carboxilo y convertir el THC crudo en utilizable para consumo directo.

Las galletas a base de cannabis son un clásico alimento para quienes utilizan sus beneficios terapéuticos.

Al consumir cannabis por medio de comidas preparadas el efecto terapéutico es más potente y tiene mayor duración en el organismo, incluso puede llegar a durar hasta por 8 horas, sin embargo su acción no es inmediata por lo que se debe esperar un tiempo para que comience a sentir los efectos. Existen diferentes recetas cannabicas y opciones diferentes para todos los gustos.

-En crudo: Otra manera de consumir los principios activos de la planta es por medio de las bebidas, la leche de cannabis es muy clásica para aquellas personas que dan uso terapéutico a esta planta medicinal, así como también el té de sus hojas. Su efecto al igual que con las comidas tarda más en hacerse sentir, por lo que siempre se recomienda comenzar con dosis bajas y gradualmente ir aumentándolas cada día hasta lograr la dosis justa.

El consumo de cannabis crudo o fresco, se refiere al uso de casi todas las partes de la planta en la preparación de zumos de frutas y ensaladas. Su duración en el organismo también es prolongada y de esta forma se reducen los efectos psicoactivos a un mínimo.

Posibles efectos secundarios del cannabis medicinal

Según las pruebas y estudios realizados esta planta medicinal no tiene efectos secundarios fuertes. Sin embargo en algunos pacientes se ha observado que luego de su consumo llegan a presentar fatiga, mareos, vómitos y efectos cardiovasculares y psicoactivos, sin embargo estos síntomas pueden llegar a desaparecer a los días o semanas de uso.

No se recomienda conducir bajo los efectos del cannabis hasta que el cuerpo se haya acostumbrado.

En conclusión el cannabis como medicamento suele tener rara vez efectos secundarios y los mismos llegan a ser bastante tolerables. Las aplicaciones del cannabis medicinal muestra grandes beneficios en muchas enfermedades a pesar de que aún son muchos los estudios que continúan realizándose.

Planta Equinácea, contra las gripes y resfríos

La protagonista de este artículo es la Equinácea de hoja estrecha (Echinacea purpurea L.), esta es una planta originaria de Norteamérica, es herbácea y perenne, que puede llegar a medir un metro de altura. Existen registros antiguos donde se le asocia como planta medicinal utilizada por las tribus indígenas locales para curar heridas y picaduras de serpientes.

La Equinácea de hoja estrecha es una planta con una flor muy similar a la Margarita, que se caracteriza por sus hermosos pétalos color púrpura. En la actualidad se utiliza principalmente como paliativo de la sintomatología de las gripes y resfriados. Es una planta medicinal conocida por sus propiedades inmunoestimulantes, por lo que ayuda a prevenir y tratar enfermedades asociadas a problemas y afecciones de las vías respiratorias superiores.

De la planta medicinal Equinácea, se suele utilizar casi en toda su totalidad, desde la raíz,  hasta las hojas y flores. Por lo que es muy frecuente y fácil encontrar preparados fitoterápicos de esta importante planta, que guardan y preservan sus principios activos.

Entre sus principales componentes activos relacionados a su actividad terapéutica figuran ácidos fenólicos y derivados, aceite esencial, poliacetilenos, alcamidas y polisacáridos. Sus raíces son ricas en ácidos fenólicos libres y esterificados, como el ácido caféico y sus derivados. Además se han identificado compuestos lipófilos como ácidos grasos de cadena larga, poliacetilenos y alcamidas muy insaturadas más presentes en sus partes aéreas. En vista que estos compuestos son fácilmente oxidables, disminuyen su concentración durante largos períodos de almacenamiento.

La Equinácea funciona como un excelente antigripal, además de ser un preventivo natural

Los principales usos que le da la fitoterapia a la equinácea son:

  • Ayuda a combatir la gripe, acortando sus síntomas.
  • Es un antiviral natural.
  • Previene los resfriados.
  • Tiene actividad inmunomoduladora, antimicrobiana y antiinflamatoria.
  • Excelente tolerancia.

Uno de sus principales beneficios es que actúa como un efectivo antigripal, tan bueno como muchos otros que podemos encontrar en cualquier farmacia, con la diferencia que es un producto natural de la madre tierra y por ende no genera efectos adversos (siempre que no haya alergia a sus componentes).


Sin embargo, el uso ideal de la equinácea es el de la fase de prevención, por lo que su consumo antes de la llegada del otoño – invierno ayudará a fortalecer el sistema inmunológico, preparando al organismo para defenderse contra virus, reduciendo así el riesgo de enfermedades clásicas de la temporada fría. 

Cómo ingerir la planta medicinal equinácea 

Existen diferentes formas de ingerir los principios activos de la planta Equinácea, por lo que dependerá el tipo de uso que sea necesario para cada momento.

La manera de ingerirla dependerá de si la intención es de prevenir o combatir los síntomas de la gripe, en este sentido la dosis y los métodos de ingesta cambiarán. Como preventivo se recomienda tomarla uno o dos meses antes de que inicie la época de frío.

Existen en el mercado diferentes tipos de presentaciones de esta planta medicinal, tales como “El extracto puro de equinácea”, el cual se toma como complemento alimenticio y se consume por medio de gotas.

Por medio de “golosinas o caramelos” los cuales son un complemento alimenticio a base de los principios activos de la equinácea ideal para reforzar el sistema inmunitario de manera más apetecible. En forma de “spray” como rociador para dolores de garganta y “cápsulas” las cuales concentran las propiedades de esta planta para promover las defensas naturales del organismo.

Como tratamiento natural contra el catarro común se pueden preparar extractos secos de las raíces de la planta de Equinacea y de sus partes aéreas (hojas y flores) se puede preparar por jugo obtenido por expresión, jugo desecado, droga pulverizada, extracto fluido y tinturas, infusiones o decocciones.

Cuidados a tener en cuenta antes de consumir Equinácea

Según los estudios se ha demostrado baja toxicidad de esta planta medicinal, sin embargo no se recomienda su consumo a menores de 12 años de edad, en mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

El uso de Equinácea puede generar alergias, a pesar de no poseer lactonas sesquiterpénicas alergénicas. No es recomendado para las personas alérgicas a las Asteraceae, ni a quienes padecen enfermedades autoinmunes o están tomando fármacos inmunosupresores. Siempre se recomienda consultar con su médico tratante antes de ingerirla.

Ginkgo biloba el árbol de la vida

Si existe actualmente un ser vivo que convivió con animales prehistóricos es el árbol Ginkgo Biloba, conocido también como el árbol de la vida. Es originario de China, siendo el último representante de la familia de las ginkgoáceas, ya que en la actualidad no tiene parientes vivos. Considerado también un fósil viviente que puede llegar a vivir más de 1.000 años y alcanza en promedio unos 35 metros de altura.

Es una planta conífera pero con la apariencia de un árbol grande, hermoso y majestuoso con hojas caducas y pequeñas con forma de abanico dividida en el medio por un corte que forma dos lóbulos.

Hace cientos de años, cuando descubrieron en China que aún existían ejemplares de Ginkgo muchos países desearon tenerlos en sus propios jardines botánicos, por lo que competían entre ellos para tener especímenes de la planta. Tanto así que el jardín botánico de París pagó 40 escudos por su primera planta, esta debe haber sido una cifra significativa, ya que el Ginkgo biloba también es conocido como el árbol de los 40 escudos.

El Ginkgo biloba se da muy bien en casi cualquier terreno, encontrándose incluso en muchos centros urbanos

Es también una planta ornamental, ya que en otoño sus hojas se tiñen de color amarillo oro, siendo muy vistosas y decorativas. Algunos consideran que aún existen ejemplares de Ginkgo gracias al cultivo del hombre. Algo que impresiona mucho a los botánicos y científicos es que a este maravilloso árbol no se le conocen enfermedades, como plagas, bacterias, hongos ni virus. Además se da muy bien en centros urbanos ya que resiste muy bien al smog

El Ginkgo se encuentra en algunos templos chinos, ya que allí se le venera como árbol sagrado. De hecho en un templo budista en las montañas de Zhongnan tienen un ejemplar de unos 1.400 años de antigüedad, que durante el mes de noviembre al teñirse de amarillo sus hojas caen  al suelo esparciéndose por todo el jardín del templo, dando la impresión de estar pisando una alfombra amarilla, lo que llama la atención de la comunidad y turistas.

Y como hecho curioso de esta planta que existe desde hace millones de años, está la impresionante historia de la bomba atómica caída en Hiroshima Japón, cuando todo estalló los Ginkgo fueron los únicos sobrevivientes. Las especies que se encontraban allí se quemaron debido a la explosión como todas las demás, pero a la siguiente primavera, resurgieron entre las cenizas y volvieron a nacer. Por esto se le considera el árbol de la vida o símbolo del renacimiento.

Usos medicinales de la planta de Ginkgo

La fitoterapia usa las hojas y semillas del Ginkgo biloba

La hoja de esta planta medicinal es rica en flavonas, lactonas terpénicas y fitosteroles, por lo que es muy utilizada dentro de la fitoterapia y la medicina homeopática. El Ginkgo es una de las plantas más populares dentro de la medicina natural o alternativa. De hecho su semilla o nuez es muy apreciada en China y Japón y su uso medicinal proviene de la medicina tradicional china.

Algunos estudios han revelado que el Ginkgo posee propiedades curativas para la salud cerebral en las personas. Además es reconocida como una planta medicinal con efecto oxigenante cerebral (por esto se le conoce como la planta de la memoria). Otros estudios se centran en la posibilidad de que sus principios activos ayuden a mejorar la salud de pacientes diabéticos o con patologías óseas. 

Entre sus beneficios encontrados está su capacidad para contrarrestar la degeneración cerebral en los ancianos como el Alzheimer. Sin embargo, algunos estudios ponen en duda esta capacidad que tiene la planta para tratar este tipo de enfermedades, ya que los resultados obtenidos no han sido del todo satisfactorios.

Dentro de la medicina natural la semilla del ginkgo es utilizado como remedio antialérgico, ayudando además a neutralizar los ataques de asma. Sus propiedades ayudan a eliminar de manera natural los radicales libres por lo que es considerado un efectivo antioxidante.

Otros beneficios que ofrece esta planta es que posee efectos venotónicos y vasodilatadores a nivel periférico, antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético, ayuda a tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de la vejiga, la candidiasis vaginal y como tónico renal.

La forma de tomar o realizar un tratamiento a base de sus hojas es dejándolas secar y luego hacer infusión con ellas. También se pueden encontrar comprimidos, en extractos líquidos o en geles antivaricosos.

Siempre es importante consultar con su médico tratante si desea comenzar un tratamiento a base de las hojas o las semillas del Ginkgo (existen muchos comentarios que confirman que la semilla podría llegar a ser tóxica), además no se debe administrar durante el embarazo o la lactancia.

Mi trébol de cuatro hojas

El trébol pertenece a la familia de las Fabaceae (leguminosas), de donde se incluyen unas 300 especies. Su nombre “tre” se inspira por la forma que tiene la planta, que se caracteriza por tener tres hojas. Sin embargo existen mutaciones de la planta en donde podemos encontrar un trébol de cuatro hojas.

Esta hermosa planta ornamental que también suele crecer como maleza, puede ser anual o bienal, aunque en algunos casos puede ser perenne. Llega a alcanzar hasta unos 30 centímetros de altura y se divide principalmente en 2 variedades: El trébol rojo y El trébol blanco.

El trébol nace entre la maleza, pero también puede ser una planta ornamental

Si deseas cultivar una planta de trébol en casa, que también funciona como planta medicinal especialmente para las mujeres ya que es un fitoestrógeno natural y fuente de muchos nutrientes, debes saber que no tolera bien el frío intenso y prefiere los suelos arcillosos a otros tipos de suelos. Se da bien en lugares húmedos y en suelos bien drenados.

Su crecimiento es rápido, la verás nacer de 2 a 15 días después de haberla sembrado. Durante su floración, el trébol se tiñe con tonalidades brillantes y vivas, que de acuerdo a su variedad, van del rojo púrpura al blanco pasando por el rosa y el violeta.

¿Por qué dicen que el trébol de cuatro hojas da buena suerte?

Indistintamente del país de donde seas, tu credo o cultura, seguramente en algún momento has escuchado decir que encontrar un trébol de cuatro hojas es símbolo de buena suerte.

Esto se debe a que es muy poco probable encontrar uno, el trébol de cuatro hojas es una anomalía genética que se presenta más en la especie del  trébol blanco. De hecho según los botánicos, un trébol de cuatro hojas aparece 1 vez por cada 10.000 de tres hojas.

Entonces, si afinaras tu vista y encontraras uno, ¿Te sentirías afortunado cierto? Es precisamente esta rareza lo que ha dado lugar a lo largo de la historia a mitos y leyendas donde se le atribuyen propiedades místicas y símbolos de buen augurio.

Todas las supersticiones tienen su origen o historia, así como encontrarse con una herradura de caballo es también símbolo de buena suerte o pasar por debajo de una escalera pudiera representar todo lo contrario. 

El origen de esta creencia se remonta en la época de los druidas (chamanes o sacerdotes celtas de las Islas Británicas) quienes creían que conservar un trébol de cuatro hojas ayudaba a mantener alejados a los espíritus malignos. Esta creencia ayudó a que se extendiera su popularidad.

Hace muchos años se creía que el trébol de cuatro hojas servía de protección contra los espíritus malignos.

En China desde la antigüedad se le ha considerado un símbolo de poder y en la Edad Media se consideraba un amuleto para atraer fortuna, prosperidad y dicha eterna, siendo además considerado antes y ahora un símbolo de paz y serenidad.

Según la cultura popular, cada una de las hojas tiene un significado: esperanza, fe, suerte y amor. Si encuentras uno y decides regalárselo a otra persona debe ser a alguien a quien le desees el bien, por lo tanto el que lo recibe como un regalo debe saber apreciar tan importante símbolo de augurio en su vida y deberá conservarlo de la mejor manera posible.

Algunas personas incluso consideran que el solo hecho de encontrar un trébol de cuatro hojas es tan poco probable, que de tenerse la dicha de mirar uno dentro de la maleza genera alegría y emoción, sintiéndose así la persona que lo encuentra muy afortunada y con sentimientos de optimismo, aunque esto dure solo un instante.

¿Cómo conservar un trébol de cuatro hojas?

Si encuentras un trébol de cuatro hojas o recibes uno como regalo, lo primero que debes hacer es secarlo para que perdure por mucho tiempo. La mejor manera de hacerlo es colocándolo dentro de un libro, específicamente en el medio de éste y dejándolo secar al menos por una semana.

Asegúrate que al hacerlo, las hojas queden completamente estiradas para que no se arruguen o rompan. Pasado ese tiempo verás que queda completamente aplanado, seco y sin brillo, pero conservará su color verde intenso. Lo puedes colocar dentro de algún recipiente de vidrio donde lo puedas mirar con facilidad o algún otro lugar donde sepas que no se estropeará.

Otra opción es colocarlo dentro de dos hojas plásticas y dejarlo allí, en un lugar importante para ti y que de igual manera lo tengas siempre a la vista para que te sirva como amuleto de la buena suerte.

Algunas personas usan joyería con símbolos de trébol de cuatro hojas, ya sea en pulseras, zarcillos, colgantes como dijes, etc. Debido a que se sienten atraídos por su belleza y rareza. Además buscan mantener cerca un símbolo que los identifique y represente, como es el optimismo, la fortuna y en general la buena suerte.

Usos medicinales del Sauce Blanco

El Sauce blanco (Sálix Alba) perteneciente a la familia de los Salicaceae es un árbol de copa abierta y ramas delgadas y flexibles que puede alcanzar hasta unos 27 metros de altura. Es oriundo de Asia y Europa, aunque crece fácilmente en cualquier parte del planeta siempre que su clima sea fresco y templado. Se encuentra fácilmente en los márgenes de ríos y arroyos.

Su período de floración es en primavera y la parte que se utiliza de la planta para fines terapéuticos es la corteza. 

Dentro de los Sálix se encuentra el clásico Sauce llorón, cuyas ramas y hojas apuntan todas hacia abajo, dándole un aspecto de árbol frondoso, grande y hermoso. También está el Sauce negro de origen norteamericano que alcanza hasta los 35 metros de altura, el sauce blanco y otras especies más dentro de la familia de los Sálix que incluyen unas 300 especies.

Los usos medicinales de la corteza del sauce blanco se remontan desde la antigüedad, donde existen registros de los usos de su droga por Hipócrates, Dioscórides y Plinio en el siglo I D.C donde ya para entonces se le usaba por sus propiedades febrífugas y analgésicas. Los antiguos egipcios también lo utilizaban para los mismos fines y a lo largo de la historia dentro de la medicina natural siempre ha estado presente.

Sin embargo fue en el año 1915 cuando la famosa industria farmacéutica Bayer comenzó a comercializar la droga alrededor del mundo bajo el nombre de “ácido acetilsalicílico” (nombre que proviene de Sálix) o Aspirina Bayer. Siendo un importante anticoagulante y efectivo tratamiento contra el derrame sanguíneo.

Propiedades y usos medicinales del Sauce Blanco

Conoce los principios activos de esta maravillosa planta medicinal.

La Salicina es el principio activo más importante de esta planta medicinal, de donde provienen sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antirreumáticas. Se ha demostrado que la acción vasoprotectora de los flavonoides potencia su acción antiinflamatoria.

Los usos medicinales de la corteza del Sauce blanco son muy similares a los de la aspirina, pero a diferencia de esta, su consumo no suele ser irritante para la mucosa del estómago.

Por lo tanto puedes usarlo como antiinflamatorio, antifebril y analgésico, su uso es muy frecuente y efectivo para tratar dolores de cabeza, dolores menstruales, resfriados, neuralgias, etc.

También a nivel dermatológico se utiliza la corteza del Sauce blanco para uso externo, con cremas y lociones de ácido salicílico para tratar el acné, la caspa, psoriasis, dermatitis seborreica, callosidades y verrugas comunes gracias a su acción queratolítica. 

Además también puedes usar su acción terapéutica como un sedante natural, ayudándote a calmar los nervios y contrarrestar el insomnio.

Es importante saber que los preparados fitoterápicos a base de la corteza del Sauce blanco deben tener una cantidad definida y estandarizada de sus principios activos (salicina) ya que es la única manera de obtener los resultados deseados evitando así efectos secundarios. Por lo que siempre se recomienda consultar con su médico tratante en caso de dudas.

¿Cómo prepararlo? La manera de consumir los principios activos de la corteza del Sauce blanco son diversas, pueden ser por decocción e infusión, tintura o por medio de cápsulas.

En el caso que desees prepararlo en casa, debes usar 1 cucharada rasa de corteza de sauce en 1 taza de agua. Vierte todo en una olla y enciende el fuego, lleva a ebullición, déjalo hervir unos minutos y luego apaga el fuego. Tapa y deja infundir durante 10 minutos, filtra y estará listo para beber. Si deseas lo puedes endulzar.

También puedes hacer una preparación para dos días, usando 5 gramos de corteza por 200 ml de agua. Realiza el mismo proceso de decocción e infusión. Sólo recuerda que pasadas las 48 horas ya no podrás usarlo más.

Uno de los principales usos medicinales del Sauce blanco es su acción antiinflamatoria y analgésica.

Tratamiento para dolores: Por ser un efectivo antiinflamatorio y analgésico es ideal para tratar casi cualquier tipo de dolor. 

Entre los dolores más comunes y persistentes en la humanidad está aquel asociado al dolor de cabeza y la migraña. En el caso que sufras de esta dolencia que tanto afecta la calidad de vida, puedes usar las propiedades de la corteza del sauce blanco, tanto para aliviar el dolor como para evitar posibles recaídas, bebiendo con regularidad sus infusiones.

También es muy común su uso para dolores menstruales, musculares, articulares, de espalda, etc. Algunos incluso lo usan para aliviar un dolor de muela.

Tratamiento para la fiebre: A pesar de ser este un mecanismo de defensa del cuerpo, puedes bajar la fiebre de manera natural con la corteza del sauce blanco, ya que reduce la temperatura corporal y trata además los síntomas asociados a la gripe.

Tratamiento para la artritis y osteoartritis: Se ha demostrado que el uso medicinal del sauce blanco puede reducir el dolor causado por estos trastornos además de ralentizar la progresión de la enfermedad.

Favorece la salud del corazón: Al igual que la aspirina, las propiedades de la corteza del sauce blanco ayudan a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco, además de ser un efectivo anticoagulante. 

Contraindicaciones

Antes de consumir algún preparado fitoterápico de esta importante planta medicinal, asegúrate de no ser alérgico a sus componentes. Además no se recomienda para personas que sufren de úlceras crónicas, enfermedad de Crohn, colitis, enfermedad renal y asma.

No debe ser usado durante el embarazo, lactancia ni en menores de 16 años. Además es posible que interfiera con otros medicamentos, por lo que debe consultar al médico en caso que se encuentre con otro tipo de medicación.

Plantas medicinales para tratar el insomnio y la ansiedad

Actualmente son muchas las personas que buscan métodos alternativos para inducir el sueño y reducir la ansiedad, para estos casos la naturaleza nos provee por medio de las plantas medicinales sustancias capaces de ayudar a equilibrar el sistema nervioso central y mejorar así su calidad de vida.

En este artículo mencionaremos las principales plantas medicinales para tratar el insomnio y la ansiedad. En primer lugar aclaramos que aquellas plantas que contienen principios activoshipnóticos” generarán somnolencia y facilitarán el inicio y la conservación del sueño a lo largo de toda la noche y las plantas con principios activossedantes” disminuirán la actividad y excitación, tranquilizando a la persona que la consume. 

El estrés y las preocupaciones son una de las principales causas del insomnio.

Si eres una persona que sufre de insomnio, debes comprender la fisiología del sueño además de conocer los motivos que te están llevando a sufrir este problema. En primer lugar diremos que “el sueño constituye una función básica del organismo y actúa como un mecanismo reparador y de descanso neuronal de la fase de vigilia, fundamental para el desarrollo de la vida”.

Se calcula que una cuarta parte de la población, en algún momento de sus vidas ha sufrido de insomnio, lo que puede causar problemas importantes durante su actividad durante el día. Las causas de esta situación pueden ser múltiples, como el estrés, el ruido en las ciudades, preocupaciones o causas más severas como la depresión, ansiedad, nerviosismos, etc.

Por otra parte la ansiedad es un síntoma que reúne algunos trastornos psiquiátricos, sin embargo muchas personas sin algún precedente asociado a este tipo de problemas ha llegado a sufrir de ansiedad en algún momento de sus vidas.

 Tal vez muchos no conocen exactamente los síntomas de la ansiedad, pero en líneas generales quien la padece puede experimentar dificultad para controlar su estado emocional, se siente agitado, sobrecargado, agotado, con dificultad para concentrarse, de mal humor, con tensión muscular y finalmente puede aparecer el insomnio.

Sin embargo existen diferentes tipos de ansiedad, siendo algunos más fáciles de controlar que otros. Cuando los niveles de ansiedad comienzan a ser crónicos conviene tratar la situación con un especialista, para conocer las mejores alternativas posibles y mejorar así cuanto antes la calidad de vida.

Fitoterapia para tratar el insomnio y la ansiedad

Ahora sí, veamos a continuación cuales son las mejores plantas medicinales para tratar el insomnio y la ansiedad de una manera segura y sin efectos secundarios, siempre de la mano de la medicina natural.

Estas plantas tienen propiedades hipnóticas y tranquilizantes, sin embargo cabe destacar que los tratamientos en fitoterapia para la ansiedad son solo para casos leves o moderados:

Planta medicinal Pasiflora para el insomnio y ansiedad 

La Pasiflora, conocida también como Pasionaria es una liana trepadora perenne, de tallos leñosos y huecos, sus hojas son alternas, pecioladas, verdes y con pelos muy finos en sus superficies. En cuanto a sus flores son de color blanco amarillento con tonos purpúreos, solitarias y pedunculadas y su fruto es carnoso y ovalado con unas semillas oscuras en su interior.

Es justo en su tallo, hojas y flores lo que se utiliza tradicionalmente como sedante e hipnótico. Ya que estas partes de la planta medicinal contiene los principios activos necesarios para inducir la depresión del sistema central nervioso. De hecho se ha demostrado que facilita la prolongación del sueño y reduce la excitación y agresividad.

  • Cómo ingerir la Pasiflora: La manera de ingerirla puede variar de acuerdo a tus propias necesidades y gustos, entre las que se encuentran los preparados de té con  infusiones de 3 a 5 gramos de hojas secas, en tinturas (se administran por medio de gotas) o por medio de comprimidos.

Planta medicinal Valeriana para tratar el insomnio y la ansiedad

La Organización Mundial de la Salud aprueba la Valeriana como inductora del sueño y tranquilizante natural.

La Valeriana se ha utilizado desde la antigüedad como un inductor del sueño y tranquilizante natural. Es una planta perenne que suele alcanzar de 1 a 2 metros de altura, su tallo es firme, hueco y sin ramificaciones.

En cuanto a sus hojas son opuestas y pinnaticompuestas, florece en primavera y verano, con flores rosadas o blancas que se agrupan en densas cimas corimbiformes y su fruto es un aquenio con un vilano plumoso.

Sus principios activos se encuentran en las raíces, rizomas y estolones desecados. Cuando está seca tiene un olor desagradable, no te preocupes por esto, es muy característico de esta planta.

Al ingerir debidamente la planta medicinal Valeriana, inducirás de manera natural el sueño y mejorarás notablemente su calidad. Además de ser un significativo calmante en momentos de nerviosismo y ansiedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye la valeriana como una planta sedante e inductora del sueño.

  • Cómo ingerir la Veleriana: Debido a su sabor y olor desagradable, se suele presentar en cápsulas, comprimidos y grageas. Su capacidad de provocar el sueño no es inmediata, por lo que se debe tomar al menos 2 horas antes de la hora habitual de dormir. Sin embargo también si lo deseas puedes realizar infusión, solo calienta el agua sin hervirla ya que a temperaturas muy altas podrías eliminar los nutrientes de la planta. Coloca en una taza de agua dos cucharaditas de raíz de valeriana seca, déjala infusionando durante 30 minutos, luego cuela y endulza al gusto.

¿Por qué tomar Té verde?

La planta Camellia Sinensis se utiliza para realizar el té verde, esta bebida originaria de China (donde se encuentra la mayor variedad de esta infusión) ha existido desde hace más de cinco milenios, desde entonces se ha bebido con fines terapéuticos para la mente y cuerpo.

El té verde supone entre una cuarta y quinta parte del total de té que se produce mundialmente. Sus principales productores son China, Japón y Vietnam

Para su elaboración se recolectan las hojas frescas y se llevan a la fábrica para su correcto secado, realizándose un proceso en las hojas donde se mantienen intactos muchos de sus nutrientes importantes. El Té negro proviene de la misma planta (Camelia Sinensis) pero su proceso de elaboración es diferente.

A continuación mencionaré los principales beneficios del Té Verde y el por qué es tan importante incluirlo de manera adecuada dentro de nuestros hábitos de vida:

Beneficios de tomar Té Verde

Incluye el consumo de té verde dentro de un estilo de vida saludable.

Es un excelente antioxidante: 

Uno de sus principales beneficios es que tiene un efecto antioxidante debido a sus sustancias ricas en polifenoles, lo que ayudan a retardar el envejecimiento celular y protegernos de los radicales libres. 

Debido a esta sustancia presente en el té verde es que sentimos ese sabor amargo que tanto lo caracteriza. 

En general los antioxidantes como aquellos que nos proporcionan el té verde, ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento de los órganos y tejidos, lo que nos permite mantenernos saludables por mucho más tiempo.

Ayuda en la disminución del peso:

Otra de las grandes virtudes y beneficios de tomar té verde, es que contiene propiedades que nos ayudan a bajar de peso, debido a que incentiva el proceso de termogénesis en el organismo, que es la capacidad de generar calor en el cuerpo debido a reacciones metabólicas. Dicho en pocas palabras, nos ayuda a quemar las grasas.

En este sentido se ha demostrado que las sustancias presentes en el té verde como la metilxantina (cafeína, teobromina, teofilina) actúan sobre el metabolismo, ayudándonos así a drenar el exceso de líquidos. 

Además tiene acción hipoglucemiante, por lo que ayuda a reducir la absorción de azúcares en la sangre. De hecho es muy recomendable para las mujeres tomar té verde, ya que ayuda a combatir la celulitis. 

Combate el colesterol malo:

Esta infusión disminuye las concentraciones plasmáticas de colesterol y triglicéridos. Gracias a sus principios activos como los polifenoles derivados de la catequina, previenen la oxidación del colesterol LDL y por lo tanto actúan como potenciales inhibidores del desarrollo de la aterosclerosis. 

Los estudios han demostrado que esta bebida milenaria reduce las grasas del cuerpo gracias a una sustancia química presentes en el té llamadas “catequina” las cuales limitan la absorción del colesterol en los intestinos.

Sin embargo de igual manera se debe mantener una dieta sana y equilibrada, ya que el té verde por sí solo no logra eliminar por completo el colesterol malo si no se mantienen hábitos saludables.

El té verde estimula la actividad cerebral previniendo enfermedades en las personas mayores.

Estimula nuestro cerebro:

Los estudios han demostrado que el té verde tiene una acción neuroprotectora, por lo que beber al menos dos tazas de té al día reduce considerablemente la incidencia de enfermedades mentales frecuentes en los ancianos, como el Alzheimer y Parkinson.

Sus principios activos ejercen una acción protectora frente a las enfermedades neurodegenerativas. Al ser rico en polifenoles, es un factor determinante en la lucha contra el envejecimiento celular, en donde también se incluye la actividad cerebral.

Además no termina aquí, también consumir té verde mejora la memoria, ya que inhibe la actividad de ciertas enzimas cerebrales relacionadas al estímulo de la atención, concentración y el aprendizaje.

¿Cuál es la mejor manera de tomar té verde?

Una infusión en su punto exacto.

Puedes consumirlo si lo deseas en estado natural, hirviendo de 3 a 4 hojas en una taza de agua o en infusiones normales de sobres ya preparados.

Es preferible beber el té verde caliente que frío y si tu intención es bajar de peso puedes optar por tomar una taza en ayunas, esto te ayudará a desintoxicar el cuerpo, contribuyendo a un mejor funcionamiento del metabolismo.

Es aconsejable beber una taza de té verde 20 minutos después del almuerzo, ya que actúa como digestivo, te ayudará a quemar las grasas y además te hará sentir saciado, para que no te veas tentado de luego continuar por un bocado más.

Para disimular un poco su sabor amargo, puedes colocarle de una a dos cucharaditas de azúcar, aunque si tu propósito es bajar de peso, te recomiendo acostumbrarte a su sabor original sin endulzarlo.

La infusión debes hacerla con el agua lo más caliente luego del hervor, es decir, luego de hervir el agua, colócala en la taza y enseguida realiza la infusión de las hojas, ya que si dejas que el agua se enfríe no se realizará de manera correcta, por lo que cambiará su sabor, aroma y la concentración de sus propiedades.

Beneficios de la Sábila para la piel y cabello

La Sábila, también conocida como Aloe Vera, es una planta milenaria originaria de África, contiene múltiples propiedades curativas para el ser humano, entre uno de sus principales beneficios para la salud podemos mencionar que es un excelente antiinflamatorio, inmunomodulador, antiulceroso, citoprotector gástrico y un cicatrizante natural.

Cualquier persona puede tener una planta de Sábila en casa, requiere de poca agua para su mantenimiento y se reproduce fácilmente, sin embargo para que pueda tener al máximo sus principios activos la planta debe tener de 3 a 4 años de edad, ya que en ese momento sus hojas están más maduras y han desarrollado todas sus propiedades medicinales.

Entre uno de los principales usos caseros de la Sábila se encuentran aquellos relacionados al cuidado de la piel y el cabello, ya sea como un excelente reparador e hidratante de la piel, como también un poderoso cicatrizante.

Está demostrado que sus propiedades medicinales ayudan a la regeneración de la piel, ayudando a su vez en lesiones e irritaciones cutáneas. Veamos a continuación cómo usarla y sacarle así el mejor provecho.

¿Cómo usar la Sábila para cuidados de la piel?

Descubre los beneficios de la Sábila para la piel

La sábila o Aloe Vera tiene grandes beneficios para la piel, ya sea que desees hidratarla y cuidarla para un rostro fresco y saludable, (la sábila es un hidratante natural) o para problemas cutáneos como el acné o manchas indeseables. También la puedes usar tópicamente como cicatrizante y  desinflamatorio.

Para usar sus componentes activos es muy simple, solo debes cortar cuidadosamente una parte de sus pencas, luego quitas delicadamente las cortezas verdes de cada lado teniendo cuidado de no lastimarte con sus pequeñas pullas. Verás que dentro está el cristal de la sábila, es una sustancia gelatinosa y pegajosa  transparente de olor fuerte. 

Si deseas usar poca sábila para un uso específico como por ejemplo, cicatrizar una herida o desinflamar alguna zona en específico del cuerpo, puedes cortar una pequeña parte de la penca de sábila, extraer el cristal gelatinoso, untarlo por la zona de la piel que necesitas tratar y luego desechar.

Pero si lo que deseas es utilizar de manera prolongada y frecuente los beneficios para la piel de la sábila, deberás cortar varias pencas de la planta, al menos unas 5, asegúrate de cortarlas desde abajo, para que las aproveches al máximo.

Colócalas dentro de un jarrón con agua, al menos durante 24 horas, con las partes del corte hacia abajo, para que la planta libere una sustancia que podría llegar a ser tóxica, luego de este tiempo verás que el agua se torna algo rojiza.

Después de este proceso extrae todo el cristal de cada una de sus pencas ayudándote con una cucharilla, tratando que no haya desperdicio. Cuando hayas terminado coloca todo lo extraído dentro de una licuadora, de esta manera obtendrás el gel de Sábila o Aloe Vera.

Podrás usarlo durante 3 días como máximo, ya que luego se oxidará y perderá sus propiedades, por lo que si deseas usarlo luego, o tener el gel de sábila conservado durante mucho tiempo, lo puedes verter dentro de cubiteras y guardar en el congelador. De esta manera se conservarán sus principios activos durante todo el tiempo que desees.

Beneficios de la Sábila para el cabello

Hidrata y reactiva el crecimiento del cabello con el Aloe Vera

Son muchos los beneficios de la sábila para el cabello, desde los problemas de la caída, caspa, exceso de grasa, cabellos apagados y secos. La sábila es una planta medicinal que tiene un gran uso dentro de la cosmética natural, solo necesitas tener esta planta en casa y disfrutar de todas sus bondades.

Si deseas hidratar el cabello naturalmente y además acelerar su crecimiento y prevenir la caída, puedes realizar un gel de Aloe Vera de la misma manera en que se detalló anteriormente, colócalo en un envase mediano,  aplícale 3 cucharadas de aceite de oliva, mezcla bien y obtén un gel homogéneo.

Coloca la mezcla en todo el cabello desde la raíz hasta las puntas, deja actuar por 20 minutos y luego lava con champú y enjuague. Puedes realizarlo varias veces a la semana.

La planta medicinal de Sábila también contiene sustancias antifúngicas, por lo que ayuda a eliminar los hongos, siendo así el gel de Aloe Vera un gran aliado contra la caspa. Este problema se asocia mucho al exceso de grasa en el cabello, la sábila te ayudará a reequilibrar la salud de tu cuero cabelludo.

Conservación de la planta medicinal de Sábila

Si deseas comprar una planta de sábila o ya tienes una pero desconoces bien como cuidarla, es importante saber que el exceso de frío la puede matar (menos de 10 ºC)  y debe estar expuesta a la luz solar. Es una planta fácil de cultivar y no requiere de tantos cuidados, resiste a la sequía por lo que requiere de poca agua.

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede ser tratada por medio del consumo de algunas plantas medicinales ricas en principios activos capaces de contrarrestar este factor de riesgo. Sin embargo antes de mencionar cuáles son estas plantas, definamos que es esta patología que a tantas personas afecta especialmente en el mundo occidental.

“La hipertensión arterial se caracteriza por la presión alta en las arterias, que se determina por la cantidad de sangre que bombea el corazón y la resistencia en las arterias al flujo sanguíneo”. No es considerada una enfermedad pero sí un factor de riesgo que puede desencadenar el inicio de otras enfermedades, tales como la angina de pecho, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc. “Por este motivo debe ser tratada siempre bajo estricto control de un médico especialista”.

En un adulto sano normalmente la presión suele estar comprendida entre 120 y 70 mmHg, por lo que se considera que una persona es hipertensa cuando la cifra de presión sistólicas es igual o superior a 140 mmHg y la presión diastólica igual o mayor de 90 mmHg.

Aproximadamente el 30% de la población adulta llega a padecer hipertensión arterial, en las mujeres es más frecuente cuando llegan a la menopausia y el 68% en mayores a 60 años en ambos sexos. 

Plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial

La fitoterapia ha demostrado ser una gran aliada en tratar esta patología, así como también de prevenirla. Veamos a continuación cuales son las plantas medicinales que tratan la hipertensión arterial:

Planta medicinal Olivo

El aceite de oliva beneficia el control de la hipertensión arterial.

Se trata de un árbol de hojas perenne, de tamaño mediano, con hojas simples, opuestas, enteras, coriáceas y con borde revoluto. Sus flores son pequeñas y blancas, su fruto es la aceituna, ésta es verde y cuando madura se vuelve de color violácea y negra. 

El uso del olivo es muy comercial debido a la obtención de la aceituna y su saludable aceite de oliva. Sin embargo la hoja de olivo se utiliza con fines terapéuticos por la importancia de sus propiedades medicinales hipocolesterolemiantes e hipoglucemiantes. 

Es recomendada en los casos de hipertensión moderada, prevención y tratamiento de arteriosclerosis, insuficiencia coronaria e hipercolesterolemias.

Tratamiento fitoterápico: “La hoja del árbol de olivo tiene propiedades vasodilatadoras, hipoglucemiantes e hipocolesterolemiantes”. La infusión de la hoja de olivo produce vasodilatación coronaria y el extracto acuoso inhibe la enzima convertidora de la síntesis de angiotensina in vitro.

También la hoja de olivo se puede administrar por extracto fluido y en cápsulas de polvo de hojas de olivo (está demostrado que el polvo de sus hojas disminuye el colesterol).

La planta medicinal de olivo al ser hipoglucemiante puede producir interferencias con medicamentos para la diabetes.

Planta medicinal Ortosifón o té de Java

El té de Java combate la hipertensión arterial

El Ortosifón es una planta herbácea que se da principalmente en todo el sur de China. Crece aproximadamente hasta 1 metro y medio y generalmente tiene una flor única, que es de color blanco o azul con filamentos parecidos a los bigotes de un gato. Popularmente es conocida por su belleza y por las propiedades medicinales de su té de Java.

Para extraer sus principios activos se utilizan las hojas y la parte apical de sus tallos. El té de Java es muy conocido por sus propiedades diuréticas, por lo que está indicado para la irrigación de las vías urinarias, especialmente para aquellas personas que presentan arenilla renal e infecciones urinarias.

Tratamiento fitoterápico: Parte de preparados farmacológicos, en infusiones de droga seca, tomándolo de 2 a 3 veces al día o de acuerdo a las especificaciones médicas. El té de java no es recomendado en pacientes con edemas por insuficiencia cardíaca o renal.

Planta medicinal Cola de Caballo

Es una planta vascular poco vistosa, familia de los helechos, por lo que siempre crece a las orillas de los estanques o riachuelos. Su altura puede alcanzar de uno a un metro y medio. Su aspecto puede variar de acuerdo al crecimiento o la edad que esta planta medicinal tenga.

Cuando ya se encuentra en su completo desarrollo y sus esporas han madurado, van apareciendo otra clase de tallos, rodeados por numerosas ramificaciones verdes y rígidas, parecidas a los brotes de un pino.

De seguro en ninguna herboristería falta una planta de Cola de Cabello, ya que tiene diversos usos para fines medicinales, para los cuales se utilizan los tallos estériles. Estos contienen abundantes sales minerales y flavonoides, además de una pequeña porción de aceite esencial. La planta medicinal Cola de Cabello es un diurético natural que regulariza la presión arterial 

Tratamiento fitoterápico: Se pueden extraer los principios activos de la cola de cabello por medio de infusiones, en polvos, extractos líquidos y extractos secos.

Consejos para pacientes con hipertensión arterial

Una dieta sana y natural es fundamental para complementar un tratamiento contra la hipertensión arterial.

En este artículo mencionamos tres plantas medicinales para tratar la hipertensión arterial, es importante que siempre consultes a tu médico tratante sobre cuál es el tratamiento más adecuado para ti. 

Si leíste este post, es porque te interesan las bondades de la medicina natural y por ende te inclinas por el consumo de productos naturales, por esto también te invito a adoptar una alimentación más sana y verde. Elige dietas ricas en frutas y verduras, legumbres y alimentos que contengan poca grasa.

En lo posible, trata de comer 5 veces al día en pequeñas porciones, para que de esta manera aceleres el metabolismo y beneficies las digestiones. Tu organismo te lo agradecerá.

Plantas medicinales para tratar afecciones vasculares

La fitoterapia es la ciencia que se encarga de estudiar y aplicar el uso de las plantas medicinales con el fin de tratar o prevenir enfermedades, una de ellas son las afecciones vasculares. 

A continuación mostraremos cuales son las distintas enfermedades vasculares periféricas que podemos tratar con las bondades de las plantas medicinales. Pero primero veamos qué es exactamente esta patología que afecta a tantas personas alrededor del mundo:

La enfermedad vascular venosa se define como un conjunto de alteraciones hemodinámicas sanguíneas que se manifiestan cuando hay alguna perturbación en el sistema venoso.

Las personas que se someten a un estilo de vida sedentario, en donde pasan muchas horas de pie durante el día o sentadas, son  más propensas a sufrir este tipo de afecciones. También se ha demostrado que algunas alteraciones hormonales, de herencia u obesidad pueden desencadenar este tipo de problemas.

Veamos a continuación, cuales son las afecciones vasculares donde pueden intervenir las bondades de la fitoterapia:

-Piernas cansadas: Algunas personas pueden subestimar la sensación de piernas cansadas, siendo esto un error, ya que es un síntoma y además una afección que puede ser el inicio de una insuficiencia venosa de miembros inferiores.

Los síntomas de las piernas cansadas pueden ser, pesadez, dolor, hinchazón y edemas, calambres musculares, sensación de adormecimiento de las piernas por la noche y sensación de picor y agujetas.

-Varices: Son dilataciones irregulares de las venas de manera permanentes, ocurren generalmente en las piernas. Esto ocurre cuando las válvulas que ayudan a mantener la sangre fluyendo están débiles o dañadas, deteniéndose la sangre y acumulándose en las venas haciendo que estas se hinchen.

-Hemorroides: Son venas hinchadas e inflamadas en la zona anorrectal, que provocan incomodidad y sangrado. La obesidad, estreñimiento y embarazo son factores que pueden desencadenar este tipo de problemas.

Plantas medicinales para tratamientos de afecciones vasculares

A continuación mencionaremos 3 plantas medicinales  para tratamientos asociados a las afecciones vasculares, como las mencionadas anteriormente. Se debe tener en cuenta que al ser tratamientos fitoterápicos es importante conocer las dosis y el tipo de preparación previa para que los efectos sean justo los deseados:

Planta medicinal Vid Roja

La Vid Roja es una planta medicinal muy usada por sus grandes beneficios sobre las afecciones vasculares.

Esta planta medicinal es usada para afecciones vasculares, oriunda de Asia,  muy utilizada desde hace años para la elaboración de vinos. Es una planta leñosa trepadora mediante zarcillos, con una corteza que se desprende en tiras. Sus hojas son alternas, irregularmente dentadas y de color verde grisáceo, sus flores son amarillentas y muy pequeñas. Su fruto es una baya que puede variar en color y tamaño.

Con la planta medicinal Vid Roja se pueden utilizar para fines medicinales las hojas, semillas y el aceite de semilla obtenido de las variedades cultivadas. Ejercen un efecto venotónico y vasoprotector, debido a que los antocianos y los taninos de las hojas estabilizan las paredes vasculares y disminuyen la permeabilidad y el edema. Además el resveratrol y el aceite de las semillas ofrecen una acción hipolipidemiante.

Tratamiento fitoterápico: Las hojas están indicadas por vía interna para tratamientos de insuficiencia venosa y en patologías tales como varices, flebitis, hemorroides, piernas cansadas y calambres musculares. El aceite de sus semillas se usa en casos de hiperlipemias.

Se puede tener un tratamiento terapéutico con esta planta medicinal para afecciones vasculares desde casa, utilizando métodos como infusiones y tinturas.

También en la farmacología fitoterápica se pueden encontrar en presentaciones de cápsulas y en cremas o geles, además está demostrado que el aceite de semillas de la planta medicinal Vip Roja aplicado de manera tónica alivia las zonas afectadas.

Planta medicinal Arándano

En los frutos de la planta medicinal de Arándano se concentran gran parte de sus principios activos.

Esta planta medicinal se asocia a tratamientos de afecciones vasculares, Conocida popularmente como mirtillo, es un arbusto oriundo de Europa, norte de Asia y Norteamérica. Lo puedes reconocer por sus tallos ramosos y verdes con hojas alternas, coriáceas, ovoides, dentadas y de un color verde intenso. Sus flores son pequeñas y de color rosadas o blancas y sus frutos son bayas globosas de color violáceos cuando están maduros.

Existen preparados a base de sus hojas, pero principalmente se utilizan los frutos del Arándano para fines fitoterápicos asociados a las afecciones venosas. El Arándano tiene propiedades antioxidantes y vasoprotectores, dando así una importante estimulación de la prostaciclina de las paredes vasculares.

-Tratamientos fitoterápicos: Los frutos tienen propiedades venotónicas, astringentes y antisépticas. Son usados con frecuencia para problemas de hemorroides. Desde casa se pueden preparar infusiones a base de sus hojas y cocimientos y dentro de la farmacología natural extractos fluidos y secos.

Es importante tener en cuenta que los extractos de las hojas pueden producir un efecto hipoglucemiante, por lo que pacientes diabéticos deben administrar esta planta medicinal bajo control médico.

Planta medicinal Castaño de Indias

Hoja de la planta medicinal Castaño de Indias.

Este árbol que puede alcanzar unos 20 o 30 metros de altura, es una planta medicinal que ayuda en tratamientos vasculares. Oriunda de Asia menor, donde es utilizada también como planta ornamental. 

Sus hojas son compuestas, palmeadas y largamente pecioladas. Dentro de su fruto (que es una cápsula espinosa) se encuentran sus componentes medicinales, las cuales están en sus semillas que llevan por nombre “Castaño de Indias”.

Sus semillas vienen de 1 o 3, son gruesas, esféricas o aplanadas, de 3 a 4 cm y tienen un tegumento marrón  brillante de sabor ácido y amargo. Sus semillas son recolectadas de septiembre a octubre cuando el fruto naturalmente cae al suelo y la corteza se recolecta en primavera. 

Para las afecciones vasculares se utilizan las semillas de la planta medicinal Castaño de Indias y en algunos casos las cortezas del árbol. Sus semillas tienen un efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor venoso y su corteza tiene una acción astringente y venotónica.

-Tratamiento fitoterápico: Para mejorar los síntomas relacionados a las várices y hemorroides, se utiliza el extracto de semillas del castaño de Indias, ya que está comprobado el gran efecto de esta planta medicinal en trastornos vasculares periféricos. Sin embargo la farmacología fitoterápica también emplea sus hojas y la corteza.

Desde casa se pueden realizar infusiones de las semillas o realizar tintura madre y por medio de preparados farmacológicos fitoterápicos se preparan extractos secos, extractos estandarizados, tabletas, cápsulas, geles de uso tópico y supositorios.

Su uso no es recomendado en caso de embarazo, lactancia, insuficiencia renal o hepática.

Bondades de las plantas medicinales

Es importante saber que dentro de la medicina natural o alternativa, existen plantas medicinales que son aplicadas para tratar afecciones vasculares. Su tratamiento debe ser realizado ateniéndose estrictamente a la posología y consultando siempre a un experto en caso de encontrarse realizando otro tipo de medicación, ya que los principios activos de las plantas medicinales pueden interferir con el metabolismo de otras drogas.

Historia y avances de la fitoterapia

Existen claros registros sobre el uso de las plantas a lo largo de la historia de la humanidad. Sus usos han tenido fines magicorreligiosos y terapéuticos, tanto en la antigüedad como en la época actual, con la diferencia en que actualmente sus fines aplicados a la medicina natural provienen de un conocimiento empírico mucho más controlado.

Veremos a continuación algunos datos relevantes sobre la fitoterapia desde la antigüedad hasta nuestros tiempos: 

Datos históricos de la Fitoterapia

-Fue en el siglo I cuando Dioscórides creó una obra que perduró por más de 1.500 años en donde sistematizó la primera materia médica, describiendo las propiedades y la forma de unas 600 plantas medicinales. 

-En la Grecia clásica, se estudió y aplicó El Corpus Hippocratium, siendo ésta la obra médica más representativa de la época, donde se profundiza el estudio y aplicación con fines medicinales de unas 230 especies vegetales. Especificando de manera muy detallada sus efectos sobre el organismo que las consume, las dosis a ser tomadas o ingeridas y sus posibles efectos de toxicidad.

-En la época del Renacimiento, cuando comenzó un importante intercambio cultural y los europeos llegaron pasar a Asia oriental, hubo una incorporación importante de nuevas plantas dentro del uso de la fitoterapia para ese entonces, incluyéndose así nuevas especies medicinales a las ya existentes.

El intercambio de plantas medicinales en diferentes países expandió el uso de la fitoterapia.

-A mediados del siglo XIX la farmacología comenzó a profundizar el uso de la fitoterapia aplicando remedios de origen vegetal, en los cuales se destaca el uso de los alcaloides del opio, la nicotina, la cafeína, la quinina, la muscarina, entre otros.

-En esa época hubo grandes avances sobre el conocimiento de los principios activos de las plantas medicinales y como éstos reaccionaban con el organismo. Lo que dió origen al estudio y conocimiento de síntesis de fármacos, en donde se llegó a excluir el uso de las plantas medicinales dentro de la medicina convencional.

-Surge en Centroeuropa durante la segunda mitad del siglo XIX un movimiento en el ámbito naturista, teniendo así una importante aceptación dentro de la población, lo que logró que en los inicios del siglo XX los médicos naturistas constituyeran un eslabón importante entre la medicina convencional y la fitoterapia.

-Durante la segunda mitad del siglo XX la población en general comenzó a tener mayor interés sobre la medicina natural, debido a los efectos secundarios que estaban presentes dentro de la farmacología sintética, lo que llevó a un incremento del uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. En este sentido la fitoterapia comenzó a tener mayor presencia dentro de la sociedad.

-En la actualidad, la fitoterapia es una forma de medicina alternativa, debido a los registros de problemas de seguridad en los fármacos sintéticos, un mejor conocimiento químico de las drogas vegetales y el desarrollo de métodos analíticos que proporcionan un mejor control de los preparados fitoterápicos.

-El primero de enero de 1978 en Alemania entra en vigor dentro de la Ley de medicamentos el reconocimiento de la fitoterapia como rama de la terapéutica.

-La Organización Mundial de la Salud (OMS) dentro del programa sobre Medicina Tradicional ha publicado diferentes documentos sobre la evaluación de la calidad,  seguridad y eficiencia de los preparados a base de plantas medicinales.

En líneas generales, ¿Cómo podemos definir la fitoterapia?

La fitoterapia es la ciencia que se encarga de aplicar el uso de las plantas medicinales para fines terapéuticos. Como toda ciencia, tiene su propia historia que vale la pena conocer.
Etimológicamente Phytón (planta) y Therapeía (tratamiento)

La Fitoterapia es la ciencia que se encarga de estudiar el uso de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica. Su etimología proviene de Phytón  (planta) y therapeía (tratamiento). Por ende se refiere al tratamiento de enfermedades por medio de las plantas.

Sin embargo la fitoterapia también es aplicada por muchas personas no solo para el tratamiento de enfermedades, sino también para prevenirlas.

Son muchas las instituciones que se abocan al control de la calidad de los preparados fitoterápicos, debido a un creciente interés y consumo por parte de la sociedad. Por esta razón se han desarrollado nuevas formas de preparación y de administración de los medicamentos fitoterápicos.

Estos medicamentos de origen vegetal tienen márgenes terapéuticos más amplios, siendo además más aptos para la automedicación y el autocuidado de la salud.

A lo largo de los años, la fitoterapia se ha basado en la evidencia, habiendo en la actualidad una base científica que apoya la eficacia de muchos productos de origen vegetal para diferentes tratamientos. Es imperativo que su eficacia se consiga y considere sólo con el uso adecuado de los preparados fitoterápicos, ya sea en su preparación como administración.

¿Cuáles son las afecciones en las que se puede aplicar la fitoterapia?

  • Sistema Nervioso: Ansiedad, depresión (cuando es leve o moderada), trastornos del sueño, cefaleas, trastornos cognitivos, astenia.
  • Aparato circulatorio: Insuficiencia cardíaca leve o moderada, hipertensión arterial, varices y hemorroides, enfermedad arterial oclusiva, fragilidad capilar.
  • Metabolismo: Hiperlipidemias, sobrepeso, diabetes.
  • Aparato urinario: Infecciones urinarias, litiasis.
  • Aparato locomotor: Inflamaciones osteoarticulares, artrosis.
  • Aparato reproductor: Síndrome premenstrual, alteraciones de la menstruación, síntomas asociados con la menopausia, hiperplasia benigna de la próstata.
  • Aparato digestivo, hígado y conductos biliares: Inapetencia, estomatitis, gingivitis y glositis, dispepsia, flatulencia, gastritis y úlceras, cinetosis e hiperémesis gravídica, estreñimiento, diarrea y síndrome del intestino irritable, hepatitis, discinesias biliares.
  • Afecciones dermatológicas: Afecciones inflamatorias, infecciones de la piel y las mucosas, contusiones y traumatismos, psoriasis.
  • Aparato respiratorio: Resfriados y gripes, rinitis y sinusitis, faringitis, bronquitis y asma.

Cuando y cómo extraer los principios activos de una planta medicinal

¿Cómo saber cuando una planta está en su mejor momento para poder extraer sus componentes activos?

Cada planta tiene su propia peculiaridad, por lo que depende en gran medida por supuesto la especie de planta a ser tratada y luego el tiempo o edad de la misma. De seguro te preguntarás, ¿y cómo puedo saber esto? obvio es complicado, por lo que una manera de saber cual es el momento idóneo para extraer sus principios activos es justo antes de que florezca ya que justo en esa etapa la planta concentra su mayor número de propiedades atesoradas por la medicina natural. 

Asegúrate que la planta esté seca al momento de cortarla, por lo que no debe tener ni humedad ni rocío. Veamos a continuación como recolectar cada parte de la planta para poder extraer sus componentes activos de la mejor manera posible:

Hojas y tallos: En líneas generales podemos decir que las hojas y el tallo (cuando es carnoso) se deben recolectar justo antes de la floración, por lo que la estación ideal es al inicio de la primavera. Si el tallo es leñoso es mejor realizar la recolección en invierno. En todos estos casos se recomienda que sea durante la luna llena o creciente.

En cuanto al momento ideal del día para las hojas es al final de mañana cuando no haya humedad en ellas y en cuanto a los tallos, puede ser a lo largo del día pero con la certeza de que no haya humedad.

Puedes aprender a cultivar tus propias plantas medicinales y obtener un mejor control de su cuidado y conservación

Las flores: Deben recolectarse justo cuando estén levemente abiertas, lo más importante es que sea antes de marchitarse, también debe ser durante la luna llena o creciente y a mitad de la mañana.

Raíces: Si deseas extraer los principios activos de las raíces, la mejor estación es durante el otoño o en primavera antes de la floración, es importante que sea durante la luna llena o menguante, en cuanto al momento del día debe ser al final de la tarde o la noche, cuando no se encuentre la luz solar.

-Las frutas, semillas o frutos secos: Deben ser recolectados cuando aún están en los árboles pero con el pleno conocimiento de que ya se encuentran maduros, procurando de realizarlo durante luna creciente o llena. Pueden recolectarse en cualquier momento del día.

A tener en cuenta al momento de extraer los componentes activos de las plantas medicinales

Siempre procura que al realizar la recolección, elijas aquellas flores, hojas, tallos, raíces o frutos que tengan un aspecto más saludable, que su belleza pulule de salud. Usa tijeras de podar especializadas para que al realizar los cortes, no dañes la planta.

Si por el contrario, decides comprar las plantas medicinales, elige en la manera de lo posible que provengan de cultivos ecológicos, para que puedas asegurar el máximo beneficio medicinal, teniendo la certeza que tu organismo al ingerirlas, no consumirá también productos tóxicos como por ejemplo los pesticidas.

Conservación de las plantas medicinales para mantener sus principios activos

Luego de haber seleccionado y recolectado las plantas medicinales viene un proceso que tiene igual importancia que el proceso anterior. Se trata de la conservación, veamos a continuación cómo debes hacerlo paso a paso.

Conserva bien tus plantas medicinales protegiéndolas del calor y la humedad.

Cuando ya tienes las hojas, flores, tallos o raíces debes procurar que no pierdan sus principios activos, ya que al momento de cortarla el proceso enzimático se rompe por lo que debes procurar conservar al máximo sus componentes medicinales.

En primer lugar debes proceder a secarlas, (las raíces deben ser previamente lavadas para quitar de ellas la tierra y cualquier elemento que no debamos consumir, poniéndolas a secar rápidamente)

Para que sequen adecuadamente, ya sean hojas o flores, debes permitir que pase adecuadamente el aire para un secado óptimo, por lo que una manera adecuada de ponerlas a secar es colocándolas encima de una rejilla que sea metálica o de madera, también puede ser sobre un papel poroso, tratando en la manera de lo posible de no colocar tantas para facilitar así su secado. Nunca las coloques sobre plástico ni aluminio.

En un par de días aproximadamente si ya están bien secas puedes proceder a voltearlas para que se sequen correctamente sobre el lado que quedó debajo.

Si cuentas con un lugar adecuado, puedes ponerlas al sol (siempre que no haya un calor muy intenso que pueda dañarlas). Evita poner plantas aromáticas al sol, ya que esto solo hará que se evaporen los aceites esenciales, perdiendo por ende sus principios activos. En ese caso se recomienda secarlas en un lugar con una adecuada sombra y que sea de igual manera aireado y seco.

¿Cómo se deben conservar las plantas medicinales?

Una vez que la hoja, tallo, flor o raíz presente un aspecto quebradizo, es decir que no tenga nada de humedad ha llegado el momento de almacenarla. Procura que sea en un recipiente de vidrio opaco, en donde puedas guardarla hasta que la vayas a usar, para que así no la estés continuamente manipulando (el plazo máximo de conservación es de un año) 

Luego debes guardar el envase dentro de un armario donde no reciba ni demasiada humedad ni calor, ya que esto hará que pierda sus propiedades medicinales. Si tienes la seguridad de que debes conservar la planta durante mucho tiempo, puedes congelarla, lo que será muy útil en plantas aromáticas, ya que te ayudará además a conservar su sabor.

Uso casero para extraer los principios activos de las plantas medicinales

Ahora que ya las recolectamos y almacenamos, debemos saber cómo debemos consumirlas de la manera más idónea para poder extraer sus principios activos y disfrutar de todos sus beneficios.

Bien sabemos que cuando usamos dosis de remedios dentro de la medicina convencional, los encontramos en formas de suspensiones como las grajeas, o jarabes, entre otras formas. En cambio en la medicina natural, más específicamente con las plantas medicinales, podemos ingerir sus principios activos mediante la preparación de infusiones, decocciones, tinturas, Jarabes u Ojimel.

La manera en que se ingieran los principios activos dependerá principalmente del tipo de planta medicinal.

Te doy a continuación una guía para que sepas como debes preparar cada planta medicinal y puedas así ingerirla y aprovechar al máximo todos sus beneficios:

Infusiones

Las plantas medicianales a las que puedes extraer sus principios activos por medio de infusiones son:

  • Manzanilla, Menta, Tila, Romero, Tomillo, Melisa, Salvia, Hinojo, Eneldo, Anís, Castaño de Indias, Cardo Santo, Cardo Mariano, Cola de caballo, Té Verde, Ortiga, Clavo, Hamamelis.
Decocciones

El método de decocción se utiliza exclusivamente para las partes duras de una planta, como las cortezas y raíces. Para este caso es necesario desmenuzar las partes de la planta a tratar en una cacerola con agua fría para luego llevarlo a ebullición a fuego lento (durante unos 15 minutos) y así poder extraer sus componentes activos. Las plantas medicinales que se les puede realizar la decocción son:

  • Equinácea, Cáscara sagrada, Saponaria, Diente de León, Jengibre, Ruibarbo, Arpagofito, Regaliz, Bardana y Sauce.
Tinturas

El método de extracción de los principios activos de las plantas medicinales por medio de las tinturas consiste en aplicar el alcohol como disolvente, de esta manera los componentes activos de las plantas quedan concentrados en el alcohol, además de ayudar así a alargar la conservación del remedio natural.

En lineas generales para realizar una tintura de manera adecuada y lograr así extraer los principios activos se debe colocar 120 gr de la planta seca dentro de un frasco de vidrio junto con 500 ml de vodka o vino. Luego se deja macerar en el exterior en un lugar con sombra durante dos semanas, pasado este tiempo procede a colarlo dejando solo el líquido obtenido, allí encontraras la fuente medicinal, luego conserva el líquido dentro de otro frasco de vidrio preferiblemente opaco y lejos de fuentes de calor.

Para tomarlo, dependerá mucho de la planta o del tipo de tratamiento que vayas tomar, como por ejemplo puedes disolver de 2 a 4 ml de la tintura en un vaso de agua y tomarlo tres veces al día. Algunas plantas que se les extraen sus principios activos por medio de las tinturas son:

  • Lavanda, Borraja, Abedul, Equinácea, Ajenjo, Gayuba, Angélica, Castaño de indias, Caléndula, Cola de caballo, Cardo Santo, Ulmaria, Regaliz, Hamamelis, Hipérico y Menta.
Jarabe u Ojimel

Es muy recomendable la preparación de los jarabes u ojimel cuando se desea extraer los principios activos de las plantas que contienes olores o sabores desagradables, con el fin de endulzarlas por medio de la miel y conservarlas con el vinagre.

Esto se logra mezclando la planta con miel y vinagre, luego hirviéndolo todo hasta lograr una textura de jarabe. Entre los más preparados dentro de este método es el Ojimel de ajo.







Principios Activos de las plantas medicinales

Todos en algún momento hemos escuchado que los medicamentos cumplen diferentes tipos de funciones dependiendo de base por sus propios principios activos.

Al igual que la medicina sintética, las plantas medicinales tienen sus propios principios activos, que las hacen diferentes unas de otras y que se han ido conociendo a lo largo de los años sobre la existencia de la humanidad. De hecho los principios activos de las plantas medicinales son la base de los principios activos de los medicamentos convencionales.

En este sentido se estima que el 25% de los medicamentos actuales contienen al menos un principio activo con origen de las plantas medicinales.

Cada planta medicinal contiene sus propios principios activos que las hacen diferentes unas de otras.

Comencemos por explicar qué son los “principios activos”, estos son elementos o sustancias con actividad biológica, que interactúan con el organismo que las llega a consumir. Justamente esos principios activos son los que contienen todos aquellos productos a los cuales llamamos remedios o medicamentos.

Pero entonces, ¿cuál es la diferencia entre los principios activos de los medicamentos sintéticos y las plantas medicinales? Pues que en el primer caso, como bien dice la palabra, los fármacos tienen una procedencia sintética y nada más, en cambio en el segundo caso su procedencia es biológica, por lo que la sinergía entre la multitud de sustancias que conforman una planta medicinal es elevada.

Las plantas producen en sus cuerpos diversas sustancias, las que se pueden emplear con fines medicinales serán los que catalogamos como principios activos, y además poseen otras sustancias sin valor medicinal.

Entonces, ¿cómo trabaja la medicina natural con los componentes activos de las plantas?

La medicina natural nos enseña las diferentes formas de extraer los principios activos de las plantas medicinales.

Es importante saber que las plantas medicinales para que puedan ejercer su sabia labor, se les debe extraer los componentes que contienen sus principios activos. 

Existen diferentes formas de ser extraídos, algunos de estos pueden ser por medio de infusiones de la propia planta medicinal, como también por tisanas, maceraciones, cremas, compresas frías o calientes, gargarismos, jugos, etc.

En donde se concentran la mayor cantidad de componentes activos es en las raíces, la corteza, sus flores, semillas o frutos, ¿sorprendente no?

Lo curioso de esto es que esos principios pueden variar en una misma especie de planta medicinal, este dependerá en gran medida por la estación del año en que fué recolectada, las características del suelo, etc.

Principios activos de las plantas medicinales          

Alcaloides: Están ampliamente presentes en el reino vegetal y son además uno de los principios activos más importantes en la medicina.  Su acción en el organismo varía en cuanto a su heterogeneidad y acción. Tiene funciones tanto para el cuerpo como para la mente, por lo que se encuentran comúnmente en drogas psicotrópicas como la morfina, colchicina y atropina.

Son venenos vegetales muy activos, por lo que pequeñas dosis producen grandes efectos. Su uso debe ser vigilado por un médico, ya que si se consume de manera inadecuada puede causar intoxicación o incluso la muerte.

Los fines más comunes en los que son empleados es como analgésicos, psicotrópicos, sistema circulatorio y respiratorio. Algunas hojas con Alcaloides son el tabaco, el té y la coca y en semillas como el cacao, café, entre otros.

Aceites esenciales:  Casi todas las plantas poseen aceites esenciales, sin embargo solo se suele trabajar con aquellas que poseen una cantidad elevada. Suelen ser llamadas “la esencia de las plantas” Están compuestos por docenas de sustancias diferentes, siendo éstas sustancias muy volátiles, dificultandose su disolución en agua.

Dependiendo de las propiedades de la planta, cada aceite esencial puede influir de manera diferente en distintos sistemas del organismo. Son efectivos diuréticos del organismo, además sirven para tonificar el aparato digestivo y el hígado, son antiespasmódicos, expectorantes y antiinflamatorios.

Los aceites esenciales se usan con mucha frecuencia en la aromaterapia y la  cosmética natural.

Son muchas las personas que usan con frecuencia los aceites esenciales para diversos usos, entre los que se encuentran los relacionados a la salud.

Principios amargos: Se presentan puros o acompañados de sustancias aromáticas o picantes. Su sabor es tal cual amargo, por lo que hacen honor a su nombre.

Se dividen en tres tipos, los cuales son: Amara Tónica (Alcachofa, lechuga, escarola, centaura menor, entre otros) Amara Aromática (La artemisa, ajenjo, angélica, entre otros) Amara Acria (jengibre, pimienta, entre otros)

Son indicados en casos de malas digestiones, falta de apetitos, además de desarrollar una acción tónica y secreción de jugos gástricos. La Amara Acria ejerce funciones sobre el sistema circulatorio.

Taninos: Sus principios protegen las mucosas, son astringente y además interactúan con las proteínas de colágenos que se encuentran en la piel. Se emplean como antidiarreicos, disminuyen los cólicos y las flatulencias, ayudan a cicatrizar heridas y enfermedades de la piel. Favorecen la coagulación de la sangre y son efectivos antioxidantes.

Entre las plantas que contienen Taninos son las hojas de gayuba, granada, té verde, corteza de roble, arándanos, entre otras. Y en general todas las frutas verdes.

Flavonoides: Su término es genérico y se aplica a diversas sustancias que tienen la misma composición química de base. Todos los Flavonoides están incluidos en el grupo de los polifenoles. 

Actúan en el organismo sobre el sistema circulatorio, disminuyendo la presión sanguínea, mejoran la circulación, evitando además la formación  de trombos y reparando los capilares rotos. Protegen contra el cáncer, son antioxidantes, depurativos, ayudan a regular el colesterol y concentración de triglicéridos, son antiinflamatorios, analgésicos y antimicrobianos.

Están presentes en las bayas, arándanos, ciruelas, naranjas, fresas, espinacas, entre otros.

Mucílagos: Estas son sustancias que contienen hidratos de carbono, cuando se colocan en agua proporcionan un líquido viscoso o gelatinoso, por lo que la industria farmacéutica utiliza con frecuencia los mucílagos para dar consistencia a ciertos fármacos, ayudando a que éstos sean más administrables.

Se encuentran por ejemplo en las semillas de Chía, Lino, malvaviscos, algas marinas, membrillo y aloe vera.

Ayudan como protectores de las mucosas reduciendo la irritación,  por lo que son muy utilizados para el sistema respiratorio en tratamientos como la bronquitis, tos común, irritaciones de la garganta y en las irritaciones de la piel.

Saponinas:  Son efectivos en tratamientos bronquiales, asmáticos y en catarros, ya que tienen función expectorante. Son depurativos, ayudan a limpiar la sangre, regulan el colesterol y son antiinflamatorios.

Algunas plantas que contienen saponinas son el castaño de indias, hiedra, saponaria, ginseng, vara de oro, escrofularia, margarita, entre otras.

Compuestos azufrados:  También llamados compuestos sulfurados, es un potente desintoxicante del organismo, son buenos para las articulaciones ya que el azufre es un componente del colágeno, por lo que además es ideal en los tratamientos de la osteoartritis y la artritis reumatoide. 

Otras de sus funciones son la regulación del sistema nervioso, protegen la salud de la piel, cabello, uñas y dientes, además de tener acción antibiótica.

Los compuestos azufrados están presentes en el ajo, puerro, rábano, espárragos, cebolla, brócoli, entre otros.

Cumarinas: Son compuestos aromáticos que no deben administrarse en exceso ya que pueden ser levemente tóxicos para el hígado, pero a su vez proporcionan grandes beneficios para los tratamientos que evitan las trombosis, ya que son efectivos anticoagulantes. Además protegen contra los edemas, ya que reducen el albumen extracelular, son analgésicos, antiinflamatorios y antitumorales.

Se encuentran en especies como la canela común y de cassia, en el Haba de Tonka, el gordolobo, el trébol de olor, entre otros.

Heterósidos: Tienen una gran importancia dentro de la industria farmacológica, su nombre se debe a que tienen una parte de sus compuestos de azúcar y la otra no. Por lo que la parte que no contiene azúcar es llamada genina y tienen mayor efecto farmacológico. 

Tienen efectos antiinflamatorios, antirreumáticos, bajan la fiebre y son diuréticos. Están presentes en el sauce, el abedul, la ulmaria, las rosáceas, el madroño, la gayuba, el arándano, entre otros.

Comentarios generales

La fitoterapia ha estudiado por años la gran variedad de principios activos que se encuentran en las plantas medicinales, por esta razón es importante conocer bien los beneficios y bondades que ofrecen para diferentes afecciones en particular.

No olvidemos que algunas plantas pueden llegar a ser tóxicas, o que si se consumen de la manera o en dosis  equivocadas puede que no estemos haciendo nada o que podamos llegar a causar algún daño en el organismo.

La manera en que se extraigan las plantas medicinales y luego se conserven son esenciales para luego poder consumirlas. Son muchas las personas que tienden a conservar sus propias plantas medicinales teniendo así un gran éxito en sus tratamientos.

La medicina natural en el entorno de nuestras vidas

Muchas personas no hacen uso de las bondades de la medicina natural por desconfianza o desconocimiento, luego la conocen y poco a poco la van integrando a sus vidas, otras deciden combinarlas con la medicina tradicional.

¿A qué llamamos medicina natural?

La medicina natural abarca diferentes alternativas (todas válidas) sobre la sanación de diferentes patologías por medio de tratamientos completamente naturales, ya sea por medio de la medicina herbaria, homeopatía, terapia neural, biomagnetismo, digitopuntura, acupuntura y otras más incluyendo los suplementos dietéticos siempre que estos sean 100% naturales.

El origen de la medicina natural se remonta desde hace miles de años atrás, incluso desde antes de cristo. Siendo esta la única alternativa posible para poder curar. Sin embargo hoy en día aún está presente en nuestra sociedad, donde son muchas las personas que rechazan la medicina sintética y se abocan a remedios completamente de origen natural.

Cuando las personas acuden a la medicina natural, deben considerar que siempre se hará un tratamiento individualizado, ya que el tratamiento es para la persona más que para la enfermedad en sí.

Aquí es donde entra en juego el enfoque o estilo propio de la naturopatía, que es una forma completamente natural de tratamiento de una enfermedad en específico, dejando de lado el uso de medicamentos. 

En este aspecto la persona puede optar por terapias alternativas tales como: masajes, cromoterapia (sanación por medio de los colores), hidroterapia, reflexología podal, terapia floral y la fitoterapia en general.

Comencemos por explicar que es la Homeostasis

La medicina natural ayuda a encontrar el equilibrio del organismo para tratar un gran número de patologías o enfermedades.

Para continuar, explicaré que es la Homeostasis, esto se define como: “Conjunto de fenómenos de autorregulación, conducentes al mantenimiento de una relativa constancia en la composición y las propiedades del medio interno de un organismo”.

Es por esto, que desde hace miles de años, el ser humano ha comprendido que el organismo de todos los seres vivos, incluyendo el nuestro (seres humanos) tienen la capacidad o el poder de restaurarse a si mismo cuando reaccionan ante un fenómeno interno que pueda alterar el buen funcionamiento.

Como ejemplo de esto podemos nombrar a ciertos mecanismos de defensa que manifiesta nuestro cuerpo como la fiebre, diarrea, inflamaciones, que no son más que reacciones del organismo para conseguir su homeostasis y por ende sanar.

¿Pero entonces cómo podemos definir a la enfermedad?, pues como bien sabemos existen muchos tipos de enfermedades, algunos son del tipo psíquico o mental y otros afectan al cuerpo. Sin embargo la enfermedad no es más que la desviación del equilibrio natural del organismo.

Por lo tanto cuando el organismo detecta una anormalidad dentro de sus leyes naturales, comienza un proceso interno para corregir la situación y así retomar nuevamente el equilibrio, lo que se manifiesta como dijimos anteriormente en fiebre, diarrea, dolor de cabeza, etc… siempre dependiendo del tipo de patología.

Los síntomas obviamente variarán dependiendo del grado y tipo de enfermedad, existen tantas enfermedades, como causas que las originan.

¿Por qué recurrir a la medicina natural?

La naturopatía es practicada y aplicada por un número creciente de personas en el mundo.

Cuándo se recomienda a una persona recurrir a un tratamiento de medicina natural, ya sea este homeopático o el que fuere, no se le está negando que implemente también la medicina convencional, ya que esta es una decisión que solo debe ser tomada por el médico tratante en cuestión.

Sin embargo el tratamiento si se puede complementar con terapias alternativas, incluso la persona si así lo desea puede tratar la enfermedad al 100% por medio de la medicina natural. Veamos a continuación por qué tantas personas hacen uso de ella:

  • Un gran beneficio que nos da la medicina natural es que da un mejor abordaje integral de la persona, obteniéndose así mejores resultados, dependiendo obviamente del tipo de enfermedad.
  • Se centra en tratar y curar el origen de la enfermedad, cuando la medicina convencional se avoca a tratar algunas veces solo los síntomas.
  • Algunos tratamientos son menos traumáticos y de costos más bajos.
  • Existe una amplia red de distribución de medicinas herbarias, así como homeopáticas. Incluso si la persona lo desea puede cultivar sus propias plantas medicinales.
  • La medicina natural es un excelente complemento de la medicina convencional.
  • No ocasiona efectos secundarios.
  • Según datos de la OMS el 80% de la población mundial depende de las plantas medicinales para la atención primaria de su salud. Efectivamente nuestra madre tierra nos provee todo.
  • Por último podemos decir que son la base de la medicina preventiva.