La Soja, un potente antioxidante para tu cuerpo

La soja es una legumbre originaria de China y Japón, producida por una planta herbácea (Glycine max). Es una especie de la familia de las leguminosas que cuenta con propiedades nutricionales donde destacan sus altos niveles proteicos, por lo que es un gran aliado en las dietas veganas ya que es un excelente sustituto de las carnes.

Contiene proteínas de origen vegetal, entre los que destacan las grasas poliinsaturadas, fibras, vitaminas y minerales.

Es cultivada alrededor del mundo por las propiedades de sus semillas, de la que se extraen subproductos tales como el aceite y la harina de soja. Por ejemplo, las harinas de soja pueden ser utilizadas en la elaboración de panes de alto contenido en fitoestrógenos.

Ingerir soja de manera natural ayuda a regular la presión arterial además de proveer otros beneficios para la salud.

Son muchas las personas que la incluyen dentro de sus dietas, no solo por los beneficios que aportan a nivel estético sino también por sus altos niveles de calcio, como también para eliminar el colesterol malo y los triglicéridos, además de reducir la presión arterial.

También si tu propósito es cuidar de manera integral la piel, debes saber que son muchas las casas cosméticas que en la actualidad utilizan sus propiedades para incluir sus productos “anti-edad” presentes en el mercado, debido a los altos beneficios que aportan.

La soja en el cuidado de la piel

Incluye la soja dentro de una dieta sana y compleméntala con mascarillas naturales a base de sus propiedades antioxidantes.

Los granos y la harina de soja son productos naturales con importantes compuestos bioactivos beneficiosos para nuestra salud, como también para la belleza y el cuidado de la piel. Debido a que presenta actividad antirradicalaria y antioxidante.

Al ir avanzando en edad, los niveles de colágeno y elastina tienden a disminuir, haciendo que la piel sea más sensible a la formación de arrugas. Por lo que para ralentizar este proceso puede ser recomendable incrementar el consumo de soja y sus derivados fermentados, que gracias a los principios alimentarios y nutritivos, como proteínas, fibras e isoflavonas, actúan como grandes aliados de la belleza natural de la piel.

Veamos a continuación los beneficios que aporta la soja para la salud y belleza de la piel:

  • Actúa como antioxidante, ya que previene la acción de los radicales libres.
  • Estimula la creación de colágeno.
  • Mantiene de manera natural la hidratación de la piel, previniendo así tener un rostro seco y por ende la formación de arrugas.
  • Gracias a su proteína, actúa como restaurador de la piel, mejorando la textura no solo en tu rostro sino también en las manos, codos y rodillas, siendo éstas zonas del cuerpo propensas a la resequedad.
  • Ejerce un efecto tonificante y rellenante.
  • Contrarresta las manchas oscuras de la piel.
  • Ayuda en los tratamientos contra el acné.
  • El aceite de soja también sirve para estimular el creciemiento del cabello, además de ser ideal para tratamientos capilares generando resistencia, brillo e hidratación.

¿Cómo utilizar los beneficios que nos aporta la soja?

Los granos y la leche de soja son alimentos que puedes incluir en tu dieta fácilmente.

Existen diferentes maneras de aprovechar todos sus beneficios, obviamente la mejor manera es ingiriéndola de manera natural por medio de una dieta que la incluya durante algunos días a la semana. Pero también se pueden aprovechar los beneficios de la soja por medio de mascarillas caseras que se pueden preparar fácilmente en casa.

Las principales maneras de consumir la soja es por medio de su grano o frijol, brotes de soja (semillas), leche de soja, soyu, miso, tempeh, lecitina y aceite de soja.

En cuanto a los preparados caseros en formas de mascarillas existen diversas maneras de obtener  muy buenos resultados si se realizan de manera adecuada y constante. Se ha demostrado que la aplicación de extractos de yogurt de soja aumenta significativamente la elasticidad y la hidratación de la piel

Si deseas incrementar la hidratación de tu piel puedes preparar una mascarilla casera de harina de soja con un poco de agua, formando así una pasta dejándola reposar y luego aplícarla sobre el rostro completamente limpio.

Si tu tez luce apagada y con algunas manchas debido al fotoenvejecimiento, puedes usar un frasco de yogurt de soja y mezclarlo con la pulpa de un kiwi, de igual manera realiza una pasta homogénea y aplica sobre el rostro limpio durante 15 minutos.

Una vez más podemos encontrar en la naturaleza soluciones a problemas relacionados a la salud y la estética, ya sea por medio de una dieta sana y equilibrada, como por medio de rutinas caseras y fáciles de realizar al alcance de todos. ¡Cuidarnos está en nuestras manos!

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s