Planta Equinácea, contra las gripes y resfríos

La protagonista de este artículo es la Equinácea de hoja estrecha (Echinacea purpurea L.), esta es una planta originaria de Norteamérica, es herbácea y perenne, que puede llegar a medir un metro de altura. Existen registros antiguos donde se le asocia como planta medicinal utilizada por las tribus indígenas locales para curar heridas y picaduras de serpientes.

La Equinácea de hoja estrecha es una planta con una flor muy similar a la Margarita, que se caracteriza por sus hermosos pétalos color púrpura. En la actualidad se utiliza principalmente como paliativo de la sintomatología de las gripes y resfriados. Es una planta medicinal conocida por sus propiedades inmunoestimulantes, por lo que ayuda a prevenir y tratar enfermedades asociadas a problemas y afecciones de las vías respiratorias superiores.

De la planta medicinal Equinácea, se suele utilizar casi en toda su totalidad, desde la raíz,  hasta las hojas y flores. Por lo que es muy frecuente y fácil encontrar preparados fitoterápicos de esta importante planta, que guardan y preservan sus principios activos.

Entre sus principales componentes activos relacionados a su actividad terapéutica figuran ácidos fenólicos y derivados, aceite esencial, poliacetilenos, alcamidas y polisacáridos. Sus raíces son ricas en ácidos fenólicos libres y esterificados, como el ácido caféico y sus derivados. Además se han identificado compuestos lipófilos como ácidos grasos de cadena larga, poliacetilenos y alcamidas muy insaturadas más presentes en sus partes aéreas. En vista que estos compuestos son fácilmente oxidables, disminuyen su concentración durante largos períodos de almacenamiento.

La Equinácea funciona como un excelente antigripal, además de ser un preventivo natural

Los principales usos que le da la fitoterapia a la equinácea son:

  • Ayuda a combatir la gripe, acortando sus síntomas.
  • Es un antiviral natural.
  • Previene los resfriados.
  • Tiene actividad inmunomoduladora, antimicrobiana y antiinflamatoria.
  • Excelente tolerancia.

Uno de sus principales beneficios es que actúa como un efectivo antigripal, tan bueno como muchos otros que podemos encontrar en cualquier farmacia, con la diferencia que es un producto natural de la madre tierra y por ende no genera efectos adversos (siempre que no haya alergia a sus componentes).


Sin embargo, el uso ideal de la equinácea es el de la fase de prevención, por lo que su consumo antes de la llegada del otoño – invierno ayudará a fortalecer el sistema inmunológico, preparando al organismo para defenderse contra virus, reduciendo así el riesgo de enfermedades clásicas de la temporada fría. 

Cómo ingerir la planta medicinal equinácea 

Existen diferentes formas de ingerir los principios activos de la planta Equinácea, por lo que dependerá el tipo de uso que sea necesario para cada momento.

La manera de ingerirla dependerá de si la intención es de prevenir o combatir los síntomas de la gripe, en este sentido la dosis y los métodos de ingesta cambiarán. Como preventivo se recomienda tomarla uno o dos meses antes de que inicie la época de frío.

Existen en el mercado diferentes tipos de presentaciones de esta planta medicinal, tales como “El extracto puro de equinácea”, el cual se toma como complemento alimenticio y se consume por medio de gotas.

Por medio de “golosinas o caramelos” los cuales son un complemento alimenticio a base de los principios activos de la equinácea ideal para reforzar el sistema inmunitario de manera más apetecible. En forma de “spray” como rociador para dolores de garganta y “cápsulas” las cuales concentran las propiedades de esta planta para promover las defensas naturales del organismo.

Como tratamiento natural contra el catarro común se pueden preparar extractos secos de las raíces de la planta de Equinacea y de sus partes aéreas (hojas y flores) se puede preparar por jugo obtenido por expresión, jugo desecado, droga pulverizada, extracto fluido y tinturas, infusiones o decocciones.

Cuidados a tener en cuenta antes de consumir Equinácea

Según los estudios se ha demostrado baja toxicidad de esta planta medicinal, sin embargo no se recomienda su consumo a menores de 12 años de edad, en mujeres embarazadas ni en período de lactancia.

El uso de Equinácea puede generar alergias, a pesar de no poseer lactonas sesquiterpénicas alergénicas. No es recomendado para las personas alérgicas a las Asteraceae, ni a quienes padecen enfermedades autoinmunes o están tomando fármacos inmunosupresores. Siempre se recomienda consultar con su médico tratante antes de ingerirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s