¿Por qué tomar Té verde?

La planta Camellia Sinensis se utiliza para realizar el té verde, esta bebida originaria de China (donde se encuentra la mayor variedad de esta infusión) ha existido desde hace más de cinco milenios, desde entonces se ha bebido con fines terapéuticos para la mente y cuerpo.

El té verde supone entre una cuarta y quinta parte del total de té que se produce mundialmente. Sus principales productores son China, Japón y Vietnam

Para su elaboración se recolectan las hojas frescas y se llevan a la fábrica para su correcto secado, realizándose un proceso en las hojas donde se mantienen intactos muchos de sus nutrientes importantes. El Té negro proviene de la misma planta (Camelia Sinensis) pero su proceso de elaboración es diferente.

A continuación mencionaré los principales beneficios del Té Verde y el por qué es tan importante incluirlo de manera adecuada dentro de nuestros hábitos de vida:

Beneficios de tomar Té Verde

Incluye el consumo de té verde dentro de un estilo de vida saludable.

Es un excelente antioxidante: 

Uno de sus principales beneficios es que tiene un efecto antioxidante debido a sus sustancias ricas en polifenoles, lo que ayudan a retardar el envejecimiento celular y protegernos de los radicales libres. 

Debido a esta sustancia presente en el té verde es que sentimos ese sabor amargo que tanto lo caracteriza. 

En general los antioxidantes como aquellos que nos proporcionan el té verde, ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento de los órganos y tejidos, lo que nos permite mantenernos saludables por mucho más tiempo.

Ayuda en la disminución del peso:

Otra de las grandes virtudes y beneficios de tomar té verde, es que contiene propiedades que nos ayudan a bajar de peso, debido a que incentiva el proceso de termogénesis en el organismo, que es la capacidad de generar calor en el cuerpo debido a reacciones metabólicas. Dicho en pocas palabras, nos ayuda a quemar las grasas.

En este sentido se ha demostrado que las sustancias presentes en el té verde como la metilxantina (cafeína, teobromina, teofilina) actúan sobre el metabolismo, ayudándonos así a drenar el exceso de líquidos. 

Además tiene acción hipoglucemiante, por lo que ayuda a reducir la absorción de azúcares en la sangre. De hecho es muy recomendable para las mujeres tomar té verde, ya que ayuda a combatir la celulitis. 

Combate el colesterol malo:

Esta infusión disminuye las concentraciones plasmáticas de colesterol y triglicéridos. Gracias a sus principios activos como los polifenoles derivados de la catequina, previenen la oxidación del colesterol LDL y por lo tanto actúan como potenciales inhibidores del desarrollo de la aterosclerosis. 

Los estudios han demostrado que esta bebida milenaria reduce las grasas del cuerpo gracias a una sustancia química presentes en el té llamadas “catequina” las cuales limitan la absorción del colesterol en los intestinos.

Sin embargo de igual manera se debe mantener una dieta sana y equilibrada, ya que el té verde por sí solo no logra eliminar por completo el colesterol malo si no se mantienen hábitos saludables.

El té verde estimula la actividad cerebral previniendo enfermedades en las personas mayores.

Estimula nuestro cerebro:

Los estudios han demostrado que el té verde tiene una acción neuroprotectora, por lo que beber al menos dos tazas de té al día reduce considerablemente la incidencia de enfermedades mentales frecuentes en los ancianos, como el Alzheimer y Parkinson.

Sus principios activos ejercen una acción protectora frente a las enfermedades neurodegenerativas. Al ser rico en polifenoles, es un factor determinante en la lucha contra el envejecimiento celular, en donde también se incluye la actividad cerebral.

Además no termina aquí, también consumir té verde mejora la memoria, ya que inhibe la actividad de ciertas enzimas cerebrales relacionadas al estímulo de la atención, concentración y el aprendizaje.

¿Cuál es la mejor manera de tomar té verde?

Una infusión en su punto exacto.

Puedes consumirlo si lo deseas en estado natural, hirviendo de 3 a 4 hojas en una taza de agua o en infusiones normales de sobres ya preparados.

Es preferible beber el té verde caliente que frío y si tu intención es bajar de peso puedes optar por tomar una taza en ayunas, esto te ayudará a desintoxicar el cuerpo, contribuyendo a un mejor funcionamiento del metabolismo.

Es aconsejable beber una taza de té verde 20 minutos después del almuerzo, ya que actúa como digestivo, te ayudará a quemar las grasas y además te hará sentir saciado, para que no te veas tentado de luego continuar por un bocado más.

Para disimular un poco su sabor amargo, puedes colocarle de una a dos cucharaditas de azúcar, aunque si tu propósito es bajar de peso, te recomiendo acostumbrarte a su sabor original sin endulzarlo.

La infusión debes hacerla con el agua lo más caliente luego del hervor, es decir, luego de hervir el agua, colócala en la taza y enseguida realiza la infusión de las hojas, ya que si dejas que el agua se enfríe no se realizará de manera correcta, por lo que cambiará su sabor, aroma y la concentración de sus propiedades.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s